HEMEROTECA
« Septiembre 2018 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
§ Se realizaron dos registros y se han intervenido 7 armas cortas de fuego, 5.549 cartuchos de diferentes calibres, 95 pistones detonadores y utilices utilizados habitualmente para recarga de munición

 

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado en Gandía un depósito de armas y munición y detenido a dos hombres de origen español, como presuntos autores de los delitos de tenencia ilícita de armas, depósito de armas y depósito de municiones. Se han realizado dos registros en los que han intervenido 5.549 cartuchos de diferentes calibres, 7 armas de fuego cortas, grilletes, navajas, un dosificador de pólvora, 95 pistones detonadores, un dosificador de pólvora y dos prensas de recarga de munición. A uno de los detenidos también se le imputa un delito de malos tratos en el ámbito familiar y otro contra la salud pública al intervenirle un total de 60 gramos de, al parecer, entre cocaína, hachís y marihuana en otro domicilio.

 

Las investigaciones se iniciaron al activar los policías el protocolo de violencia de género y al hacer las correspondientes comprobaciones para determinar si el presunto agresor pudiera estar en posesión de un arma de fuego, los agentes averiguaron que averiguaron que tenía un arma corta sin licencia, así como se podría estar dedicando a la venta de sustancias estupefacientes por lo que se solicitó un mandamiento de entrada y registro para los dos domicilios en los que residía de manera alterna.

 

Como consecuencia de los registros, los agentes intervinieron siete armas cortas, la mayor parte de ellas del calibre 9 mm, alguna sin número de serie; 5.549 cartuchos de los calibres 9 mm, del .38 special y del .22; 95 pistones detonadores; 1 dosificador de pólvora; 2 prensas de recarga de munición; entre otros efectos. La mayor parte de estos efectos se encontraban en el interior de una caja fuerte del domicilio paterno que también fue detenido.

 

Se da la circunstancia que tanto el dosificador de pólvora, los pistones detonadores como las prensa de recarga son útiles de los que habitualmente se emplean para la recarga de munición.

 

Los detenidos, uno de ellos con antecedentes policiales, han pasado a disposición judicial.

§ Se han realizado once registros en domicilios, trasteros y establecimientos comerciales de Xátiva, San Antonio de Benagéber, Torrejón de Ardoz y Córdoba

 

Agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil han desmantelado un grupo asentado en la localidad de Xátiva dedicado a la venta de tabaco de contrabando y han detenido a 18 personas de entre 21 y 60 años, de origen español y ucraniano, como presuntos autores de los delitos de contrabando, contra la salud pública, blanqueo de capitales y tenencia ilícita de armas. Los agentes realizaron once registros en Xátiva, San Antonio de Benagéber, Torrejón de Ardoz y una localidad de Córdoba en los que intervinieron 13.166 cajetillas de tabaco, unos 500 cigarrillos artesanales, seis kilos de tabaco picado, unos 48.225 euros, cinco coches, 142 gramos de, al parecer, hachís, diverso material para empaquetar tabaco, una báscula, una balanza de precisión, un revólver, entre los efectos más destacados. Han sido bloqueadas seis cuentas bancarias y cuatro bienes inmuebles valorados en unos 500.000 euros.

 

Las investigaciones se iniciaron en enero del año pasado al tener conocimiento los agentes de que en dos comercios de la localidad de Xátiva podrían estar vendiendo tabaco de procedencia ilegal.

 

Durante las investigaciones, los miembros del dispositivo averiguaron que los dos comercios estaban regentados por miembros de una misma familia, así como que eran controlados por un hombre que al parecer resultó ser el líder del grupo.

 

Suministro de tabaco este de Europa y Gibraltar

 

Continuando con las investigaciones, los agentes averiguaron que los comercios se suministraban de tabaco a través de dos canales, uno de un matrimonio, de origen ucraniano, que se desplazaba cada tres días desde la localidad de San Antonio de Benagéber hasta Xátiva y que descargaban unas dos cajas que al parecer contenían tabaco. Este matrimonio al parecer conseguía el tabaco del este de Europa

 

El segundo canal de aprovisionamiento de tabaco por parte de dos hombres que residían en Torrejón de Ardoz y en una localidad de Córdoba y que éstos realizaban los envíos de tabaco a través de una empresa de paquetería utilizando al parecer nombres ficticios y que los pagos también se realizaban a través de envíos y en menor medida a través de cajeros automáticos. Éstos conseguían el tabaco de la zona de Gibraltar

 

Posteriormente, los agentes averiguaron que el tabaco lo ocultaban en trasteros y garajes y seguidamente en el interior de coches, previo a su venta en los comercios.

 

Marihuana, hachís, tabaco elaborado

 

Las marcas de tabaco distribuidas por este grupo abarcaba desde firmas comercializadas en España, que carecían de precinto fiscal o incorporaban de terceros países ajenos a la Unión Europea, hasta otras que no se distribuían legalmente en el territorio nacional, así como tabaco elaborado artesanalmente que carecía de cualquier control por parte de las autoridades sanitarias. Los distribuidores al parecer también se dedicaban a la venta al menudeo de hachís y marihuana.

  

Como consecuencia de las investigaciones, los agentes realizaron once registros en domicilios, trasteros y establecimientos comerciales de Xátiva, San Antonio de Benagéber, Torrejón de Ardoz y una localidad de Córdoba donde intervinieron 13.166 cajetillas de tabaco, unos 500 cigarrillos artesanales, seis kilos de tabaco picado, unos 48.225 euros, cinco coches, 142 gramos de, al parecer, hachís, diverso material para empaquetar tabaco, una báscula, una balanza de precisión, un revólver, entre los efectos más destacados. Han sido bloqueadas seis cuentas bancarias y cuatro bienes inmuebles valorados en unos 500.000 euros.

 

Los detenidos, cuatro de ellos con antecedentes policiales, ocho han pasado a disposición judicial y el resto tras ser oídos en declaración fueron puestos en libertad, no sin antes ser advertidos de la obligación de comparecer ante la autoridad judicial cuando para ello fuesen requeridos.

Se busca por un lado obtener las pruebas para el total esclarecimiento de los hechos denunciados por miles de afectados, así como facilitar que por parte de los Servicios de Salud se disponga lo necesario para salvaguardar los historiales médicos de los pacientes

 

 Agentes de la Policía Nacional están realizando hoy 19 registros en sedes y oficinas de la empresa IDENTAL con el fin de asegurar los historiales médicos de miles de pacientes y obtener indicios que permitan esclarecer el presunto fraude cometido por la mercantil. El Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional ha encomendado a la Comisaría General de Policía Judicial esta investigación por los presuntos delitos de administración fraudulenta, estafa, apropiación indebida, falsedad documental, lesiones y contra la salud pública. Los agentes están actuando en Madrid, Barcelona, Málaga, Mallorca, Tarragona, Girona, Sevilla, Castellón, Zaragoza, Gijón, Valencia (2), Cádiz, Alicante (2), Almería, Murcia (2) y Córdoba.

 

La investigación se basa en la actividad desarrollada por la estructura IDENTAL, empresa cuyo objeto era la prestación de servicios odontológicos mediante un gran número de clínicas dentales repartidas por todo el territorio nacional. La mercantil habría venido ofreciendo paralelamente un sistema de financiación de los tratamientos a través de diferentes plataformas bancarias a los usuarios de sus clínicas. De este modo cobraban por adelantado la cantidad total del tratamiento, mientras que los citados tratamientos quedaban incompletos con los consiguientes perjuicios para los clientes.

 

Finalmente, y una vez obtenida una gran cantidad de dinero aún por cuantificar, los tratamientos se fueron interrumpiendo y las clínicas se fueron cerrando de forma paulatina. Asimismo, se investiga si los pacientes eran atendidos por personal no cualificado o con bajo perfil profesional, y si se empleaba material de baja calidad.

 

Con esta actuación se busca por un lado obtener las pruebas para el total esclarecimiento de los hechos delictivos que están siendo denunciados por miles de afectados, así como facilitar que por parte de los Servicios de Salud se disponga lo necesario para salvaguardar los historiales médicos de los pacientes.

En un gimnasio se intervino numerosas dosis de anabolizantes y esteroides y se localizó una camilla donde supuestamente se administraban y una papelera con jeringuillas

 

Agentes de la Policía Nacional han detenido a cuatro personas de entre 21 y 44 años, de origen español, como presuntas autoras de los delitos de asociación criminal y contra la salud tras pública, tras desmantelar un servicio de “telecoca”. El cabecilla de la organización regentaba un gimnasio.

 

Las investigaciones se iniciaron en noviembre, al tener conocimiento los agentes de que una persona habría sido agredida e introducida a la fuerza en un coche y trasladada en contra de su voluntad hasta su domicilio, al parecer para abonar una deuda que tenía pendiente por la adquisición de alguna sustancia estupefaciente.

 

Durante las investigaciones, los agentes averiguaron la identidad del sospechoso que se dedicaría al tráfico de cocaína al menudeo a través del conocido método “telecoca”, ya que le suministraba puntualmente a una persona una determinada cantidad de esta sustancia, distribuida en dosis de gramo o medio gramo, para que previa llamada telefónica, quedara con los clientes en un lugar determinado donde se realizaba la transacción.

  

Telecoca 24 horas

 

Una vez vendidas todas las dosis volvía nuevamente a casa del “jefe” para entregarle el dinero conseguido con las ventas y recibir una nueva remesa. Esta persona atendía las 24 horas del día.

 

Los policías averiguaron que el principal sospechoso regentaba un gimnasio en el que probablemente se estuvieran suministrando sustancias dopantes.

 

Como consecuencia de las investigaciones los agentes han detenido a cuatro personas y realizado tres registros en los que se intervinieron casi 35 gramos de al parecer, cocaína, 16 gramos de corte, tres balanzas, 11 teléfonos móviles, un machete, 1.600 euros, así como numerosos dosis de anabolizantes y esteroides, la mayoría en el gimnasio, con anotaciones de nombres de personas. Cabe destacar que en el gimnasio se localizó una habitación donde había una camilla para supuestamente administrar las sustancias por vía intravenosa o muscular, al encontrarse una papelera con jeringuillas usadas.

 

De los cuatro detenidos, dos con antecedentes policiales pasaron a disposición judicial, mientras que los otros dos fueron puestos en libertad tras ser escuchados en declaración y no sin antes ser advertidos de la obligación de comparecer ante la autoridad judicial cuando para ello fuesen requeridos.

Amenazó con que iba a suceder algo muy grave

 

gentes de la Policía Nacional han detenido la madrugada del domingo a un hombre de 54 años, de origen español, tras arrojar al interior de un contenedor de reciclaje próximo a la puerta de un local de ocio de Valencia, un objeto, el cual parecía una granada de mano.

 

Los hechos ocurrieron sobre las dos y diez de la madrugada del domingo cuando los agentes que se encontraban realizando labores de prevención fueron alertados por la Sala del 091, para que se dirigiesen a una calle del distrito de Transits de Valencia, donde al parecer un hombre había amenazado con que iba a pasar algo muy grave para continuación entrar en un local de ocio.

 

Los policías se dirigieron rápidamente al lugar donde localizaron, gracias a las características aportadas por los testigos, al hombre en el interior del local. Una vez los agentes fuera del local y con las declaraciones de los testigos que manifestaron ver como había arrojado un objeto en un contenedor, pudieron localizarlo en el interior del mismo lo que parecía ser una granada de mano, por lo que solicitaron la presencia de la unidad TEDAX y establecieron un perímetro de seguridad a su alrededor.

 

Una vez en el lugar el indicativo policial experto en explosivos localizó el objeto que resultó ser un artefacto simulado, por lo que los policías tras realizar las averiguaciones oportunas lo detuvieron como presunto autor de un delito de desórdenes públicos.

Le amenazó con un cuchillo que clavó en una pared.

 

 Agentes de la Policía Nacional han detenido ayer en Torrent a un hombre de 41 años, de origen español, como presunto autor de un delito de amenazas hacia su hermana, ya que al parecer le dijo que la mataría esgrimiendo un cuchillo.

 

Los hechos se produjeron la tarde de ayer cuando los policías que realizaban labores de prevención fueron alertados por la Sala del 091, para que se dirigieran a una calle de Torrent donde al parecer se había producido una discusión entre hermanos y uno de ellos había esgrimido un cuchillo.

 

Los agentes se dirigieron inmediatamente al lugar y localizaron a la victima que se había refugiado en la casa de una vecina, después de que, al parecer, su hermano la amenazó con un cuchillo gritándole que la mataría.

 

Los policías averiguaron que momentos antes los hermanos habían comenzado una fuerte discusión y en un momento dado, el agresor había cogido un cuchillo de cocina para amenazarla de muerte, momento en el que su hermana se refugió en una de las habitaciones, hasta que escuchó que su agresor se iba a otra estancia y aprovechó para salir de la habitación y huir a casa de una vecina hasta la llegada de los agentes. En el momento que salió del cuarto encontró el cuchillo con el que la había amenazado clavado en la pared.

 

A la llegada de los policías, la mujer les entregó el cuchillo y posteriormente los agentes intentaron hablar con el agresor, el cual les gritó: "¿vosotros que hacéis aquí? ¿para qué cojones llamáis a mi puerta y me molestáis? largo, fuera", para a continuación abalanzarse sobre ellos, por lo que los agentes tuvieron que reducirlo y detenerlo como presunto autor de un delito de amenazar y atentado a agente de la autoridad.

 

El detenido, con antecedentes policiales, ha pasado a disposición judicial.

La víctima permaneció ingresada cinco días en un hospital de Valencia, le diagnosticaron fractura malar derecha

 

Agentes de la Policía Nacional han detenido sobre las seis menos veinte de la tarde en Valencia a un hombre de 32 años, de origen español, como presunto autor de un delito de lesiones, tras al parecer aproximarse a otro hombre que se encontraba comprando castañas en un puesto y sin mediar palabra propinarle varios puñetazos en la cara. La víctima un hombre de 49 años fue asistido en un hospital de Valencia donde le diagnosticaron fractura malar derecha y estuvo ingresado cinco días.

 

Las investigaciones se iniciaron a finales de enero cuando los agentes tuvieron conocimiento que un hombre había sido agredido por otro y había estado ingresado en un hospital de Valencia durante cinco días.

 

Durante las investigaciones, los policías averiguaron que la víctima se encontraba comprando castañas en un puesto de la calle San Vicente Mártir de Valencia cuando se le aproximó un hombre que sin mediar palabra le propinó diversos puñetazos en la cara.

 

La víctima fue atendida primero en un hospital de Valencia y después la trasladaron a otro donde le diagnosticaron fractura malar derecha y quedó ingresada durante cinco días.

 

Como consecuencia de las investigaciones, los agentes averiguaron la identidad del sospechoso que fue detenido como presunto autor de un delito de lesiones.

 

El detenido, sin antecedentes policiales, tras ser oído en declaración ha sido puesto en libertad, no sin antes ser advertido de la obligación de comparecer ante la Autoridad Judicial cuando para ello fuese requerido.

Le intervinieron una bolsa blanca con el logotipo de Policía

 

Agentes de la Policía Nacional han detenido esta madrugada sobre las doce y media en las inmediaciones del edificio del reloj de Valencia a un hombre de 30 años, de origen pakistaní, como presunto autor de un delito de usurpación de funciones públicas, tras hacerse pasar por policía y abordar a una pareja y exigirles que le enseñasen su documentación y objetos personales, no consiguiéndolo ya que les generó desconfianza. Los agentes le intervinieron una bolsa blanca con el logotipo de Policía y escrito su nombre y una bufanda tubular.

 

Los hechos ocurrieron sobre las doce y media de esta noche cuando los agentes que realizaban labores de prevención por la plaza de Europa de Valencia fueron requeridos por una pareja que momentos antes había sido abordada por un hombre que se había identificado como policía al mostrarles una especie de placa policial.

 

Los policías averiguaron que en el momento que les sacaba la supuesta placa y se identificaba como policía secreta, les había exigido que le mostrasen su documentación personal y todos los objetos que llevaban, negándose ambos ya que en todo momento les había inspirado desconfianza.

 

Cuando se marchaban, las víctimas escucharon que les amenazaba con trasladarlos a dependencias policiales, así como les insultaba profiriendo gritos y frases tales como hijos de puta.

 

Los agentes dieron una batida por la zona y localizaron a un hombre que coincidía con las características físicas facilitadas, por lo que tras realizarle un cacheo superficial le localizaron una bolsa de color blanco con el logotipo del Cuerpo Nacional de Policía impreso en una de sus caras y escrito sobre la misma su nombre.

 

Finalmente, los policías después de realizar diversas comprobaciones, lo detuvieron como presunto autor de un delito de usurpación de funciones públicas.

En el intento de huída agredió a una empleada con un tenedor resultando herida en una mano   El valor de los objetos sustraídos asciende a 91,10 euros

 

Agentes de la Policía Nacional han detenido en la tarde de ayer a una mujer de 31 años, de origen español, como presunta autora de un delito de robo con violencia e intimidación al intentar sustraer productos de cubertería en un establecimiento comercial de la localidad de Algemesí, y agredir a tres de sus empleados en el momento que le dieron el alto.

 

Los hechos se produjeron a las siete y media de la tarde cuando los agentes que realizaban labores de prevención fueron requeridos por los empleados de un establecimiento comercial, ya que tenían retenida a una mujer que habría intentado robar en el mismo.

 

Los agentes observaron que una de las empleadas presentaba una herida sangrante en la mano derecha que, al parecer, se había producido durante el forcejeo con la sospechosa con un tenedor de los que había sustraído.

 

Los policías averiguaron que había ocultado varios productos de los stands del establecimiento en el interior de su chaqueta y al ser requerida por los empleados para que los mostrara, la mujer reaccionó violentamente intentando abandonar el lugar. Al ser retenida, fue cuando se produjo el forcejeo en el que les propinó numerosos puñetazos y patadas, llegando a resultar herida con un tenedor una de las empleadas.

 

Los agentes, tras identificar a la mujer, la detuvieron como presunta autora de un delito de robo con violencia e intimidación.

El joven, de 28 años, fue detenido tras correr por los tejados hasta caer al interior de un concesionario sin actividad, en la calle Maulets de Xàtiva

 

Un joven de 28 años fue detenido el domingo por la mañana en la calle Maulets de Xàtiva después de agredir a cuatro agentes de policía que trataban de reducirlo. El arrestado, con las facultades psíquicas gravemente alteradas, se encontraba alojado en un hotel de la ciudad cuando, tras regresar a su habitación en plena madrugada, comenzó a mostrar un comportamiento paranoico y muy agresivo.

 

Creyendo ser objeto de una persecución, primero decidió atrincherarse, bloqueando la puerta que daba al pasillo con diversos objetos. A continuación, escapó del cuarto por la ventana del baño para acceder al patio de luces contiguo al inmueble y, de ahí, al tejado de un supermercado, en una rocambolesca y ruidosa carrera que terminó cuando el suelo se hundió a sus pies y se precipitó al interior de un concesionario sin actividad, donde quedó atrapado.

 

En su lucha por salir, rompió varios cristales y sufrió graves cortes y heridas por todo el cuerpo. Cuando los agentes de la Policía Nacional y Local fueron a detenerlo, se resistió con violencia y causó lesiones a 4 de ellos, que tuvieron que ser atendidos. El joven fue trasladado al Lluís Alcanyís. Fuentes del hotel, donde se registraron algunos daños materiales, indican que el comportamiento previo del joven había sido «muy normal y educado»: nada hacía sospechar lo ocurrido. Según estas fuentes, el detenido, vecino de Xàtiva, se había registrado la noche anterior indicando que había perdido las llaves de casa. El hotel telefoneó a la policía tan pronto advirtió del ruido.

 

EU e-Privacy Directive

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para un mejor servicio. Al continuar se acepta el uso que hacemos de ellas.

Politica de cookies

View e-Privacy Directive Documents