Mostrando artículos por etiqueta: ayudas
La inversión cubre la asistencia a un Taller de Reparación de edificios

 

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Xàtiva ha aprobado los gastos para las becas de asistencia a la formación de los participantes a algunos talleres incluidos en el Programa «T’acompanye 2018», que tramita Bienestar Social, anteriormente llamado Itinerarios Formativos para la Inserción Laboral conforme a las directrices del Programa Operativo del Fondo Social Europeo 2014-2020 de la Comunitat Valenciana.

 

La ayudas económicas para los 8 participantes que acudieron al Taller de mantenimiento y reparación de edificios ascienden hasta un total de 700 euros, siendo estas aportaciones de 10 euros máximo al día para cubrir la asistencia.

 

Hay que recordar que el Programa, con una duración anual, prevé distintos cursos y talleres que tratan temas como la elaboración del currículum vitae o el apoderamiento de la mujer en el mercado laboral, el mantenimiento de parques y jardines y sostenibilidad ambiental, el emprendiemiento o la manipulación de alimentos o plaguicidas de uso fitosanitario entre otros.

 

Además existe un Convenio con la EPA para poder realizar toda la oferta formativa que se considere más oportuna para la mejora de la empleabilidad. En ese sentido, desde el Departamento de Bienestar Social se ha aprobado también la concesión de una ayuda económica individualizada para el desplazamiento de una persona participante en el proyecto e interesada en recibir formación en el sector comercio, ya que mejora su posibilidad de inserción laboral en este ámbito.

 

Según la concejala de Bienestar Social, Xelo Angulo, «esta segunda edición del Programa es más ambiciosa, ya que ha supuesto la ampliación de las ayudas a 30 nuevas personas en riesgo de exclusión social hasta llegar a las 150 beneficiarias y se seguirá ejecutando a lo largo de todo el 2018 con un equipo multdisciplinar». Angulo ha recordado que se cuenta con la colaboración de Xàcex, Adexa, la concejalía de Juventud y la EPA.

 

En esta segunda convocatoria se espera un mayor índice de eficacia, ya que la primera edición sirvió para establecer lazos y redes cooperativas y de colaboración con empresas privadas, asociaciones de empresarios, entidades públicas y entidades del tercer sector.

Las localidades menores de 10.000 habitantes podrán solicitar las subvenciones para los programas de Servicios Sociales Generales de 2018, que cuentan con un presupuesto de 5.395.506 euros y que se otorgarán siguiendo criterios objetivos

 

La Diputació de València ha aprobado esta mañana en Junta de Gobierno la convocatoria de ayudas para el sostenimiento de los Servicios Sociales Generales para el año 2018, las cuales destinarán más de 5 millones de euros a los municipios menores de 10.000 habitantes.

 

Esta convocatoria para financiar los programas de Servicios Sociales se suma a los 6.856.052 euros que la Diputación ha destinado ya al refuerzo del personal municipal de Servicios Sociales y la formación de equipos profesionales multidisciplinares.

 

“Colaboramos con la Generalitat y los ayuntamientos en la construcción de un nuevo modelo de servicios sociales basado en la justicia social y los derechos humanos, que sea la cuarta pata del Estado de Bienestar”, ha enfatizado la titular del área de Inclusión Social, Rosa Pérez Garijo. La diputada renueva de esta forma el “compromiso” con las entidades locales y sus profesionales para, en sus palabras, “garantizar los derechos sociales, mejorar la convivencia y la calidad de vida de todas las personas sin discriminación”.

 

La convocatoria de 2018 cuenta con un presupuesto de 5.395.506, un 25% más que el pasado año, cuyo objetivo fundamental es consolidar las inversiones realizadas por el nuevo gobierno provincial. “Nuestra prioridad es el refuerzo de los equipos de base, ya que son un requisito imprescindible para el adecuado tratamiento de los programas sociales”, ha destacado Pérez Garijo tras la aprobación del programa.

 

En qué se destina el presupuesto

 

Con el fin de propiciar una distribución homogénea en todo el territorio, la Corporación provincial financiará múltiples programas de atención social. Entre ellos, el de información y asesoramiento sobre los derechos y recursos sociales existentes, o la sensibilización de la ciudadanía para que participe en acciones solidarias. Asimismo, la diputada ha recordado que “no podemos olvidar los programas de ayuda a domicilio o emergencia social, ya que debemos asegurar la integridad de las familias que carezcan de medios económicos suficientes”.

 

Por otra parte, el área de Inclusión Social destinará una partida a las actuaciones orientadas a la prevención de la exclusión social, así como la promoción de relaciones de convivencia y la no discriminación.

 

Criterios de financiación de los proyectos

 

“La cuantía destinada a cada uno del programas está sujeta a una serie de criterios objetivos”, ha destacado la delegada de Inclusión Social. Además del refuerzo de los equipos sociales de base, se tendrá en cuenta el presupuesto dedicado a los servicios sociales –en relación con el presupuesto general–, la evaluación de los programas en ejercicios anteriores o las necesidades objetivas de las entidades locales.

 

“Cada localidad tiene unas necesidades distintas, como por ejemplo la dispersión poblacional y las dificultades en las comunicaciones, el retroceso demográfico, el envejecimiento o el riesgo de exclusión”, ha explicado Pérez Garijo.

 

El plazo de presentación de solicitudes será de treinta días naturales a partir del día siguiente al de la publicación en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP).

Maria Josep Amigó asegura que el carácter bianual del programa «permitirá a los ayuntamientos planificar mejor las actuaciones y acometer obras más importantes», favoreciendo, en todos los casos, «la autonomía municipal»

Emili Altur: «Hemos cambiado la subjetividad y arbitrariedad de las asignaciones discrecionales por la objetividad y transparencia de unos criterios comunes que determinan la concesión de las ayudas»El programa cuenta con una dotación presupuestaria global de 72 millones de euros en dos años, los cuales se traducirán en ayudas directas a los municipios y mancomunidades

 Los ayuntamientos de la comarca de la Costera dispondrán de 4.138.963 euros para la materialización de los proyectos municipales que determinen gracias al plan bienal de Servicios y Obras Municipales (SOM) de la Diputació de València para los ejercicios 2018 y 2019, el cual ha sido presentado por la vicepresidenta Maria Josep Amigó y por el diputado de Cooperación Municipal, Emili Altur. Este programa cuenta con una dotación presupuestaria global de 72 millones de euros en dos años, los cuales se traducirán en ayudas directas a los municipios y mancomunidades.

 

Maria Josep Amigó ha recordado que el SOM «es el programa más importante de la Diputació de València, destinado a financiar inversiones en pueblos y ciudades de las comarcas valencianas». Unas inversiones basadas «en la justicia, la universalidad y en potenciar la autonomía municipal». En este sentido, la vicepresidenta ha reparado en que para la asignación de las ayudas «se atienden indicadores sociales, demográficos, económicos y medioambientales, evitando así cualquier tipo de favoritismo, discrecionalidad o adjudicaciones a dedo».

 

El carácter bienal del programa «permitirá a los ayuntamientos planificar mejor las actuaciones y acometer obras más importantes», favoreciendo, en todos los casos, «la autonomía de los consistorios y las mancomunidades, para que sean estas administraciones las encargadas de decidir en qué proyectos invierten los recursos disponibles», ha subrayado Maria Josep Amigó.

 

Este SOM beneficiará al conjunto de los 266 ayuntamientos de las comarcas valencianas y las mancomunidades, con la clara intención «de eliminar cualquier tipo de desigualdad y que todas las personas dispongan de los mismos servicios y oportunidades, independientemente de cuál sea su lugar de residencia», ha explicado la vicepresidenta.

 

Más dinero y mayores plazos de ejecución

 

Por su parte, el diputado de Cooperación Municipal, Emili Altur, ha desglosado los criterios estimados en la asignación de las ayudas. De los 72 millones con los que se ha dotado el programa, los municipios con un censo inferior a 50.000 habitantes se repartirán 66 millones de euros en dos años. Los cinco grandes núcleos poblacionales, de 50.000 habitantes, percibirán otros cuatro millones; mientras que las mancomunidades se verán beneficiadas con dos millones de euros. Un reparto para el cual se ha tenido en consideración el censo, la superficie del término municipal, la tasa de desempleo registrada, los costes efectivos, los núcleos históricos o la adhesión al Pacto de las Alcaldías por el Clima y la Energía. Sólo la ciudad de València, que destinará el montante económico asignado a las pedanías, ha quedado al margen de estos parámetros.

 

En el caso de las mancomunidades, se ha ponderado la población, el número de ayuntamientos asociados en cada una de ellas, así como la capacidad inversora de estos entes supramunicipales.

 

«Esta será la primera vez que la convocatoria de un plan tan ambicioso como el SOM está disponible en los primeros meses del año», ha destacado Emili Altur. Una circunstancia que, ha asegurado, «permitirá que los ayuntamientos dispongan antes del dinero, favorecerá una mayor planificación y consenso dentro de las administraciones locales en la ejecución de las actuaciones, además de poder acometer proyectos de mayor envergadura». El responsable del Área de Cooperación Municipal también ha explicado que el incremento en la dotación presupuestaria del SOM «ha sido posible por la reducción, hasta la práctica extinción, de los convenios singulares. Hemos cambiado la subjetividad y arbitrariedad de las asignaciones discrecionales, por la objetividad y transparencia que supone el establecimiento de unos criterios comunes para la concesión de las ayudas», ha concluido Altur.

 

 

 

* MATERIAL DE VÍDEO DISPONIBLE EN EL FTP DE LA DIPUTACIÓ.

 

El Ayuntamiento de Xàtiva destinará 12.550 euros al pago de las ayudas de renta garantizada de ciudadanía.

Estas ayudas se enmarcan en un proceso de intervención orientado a facilitar la inserción social de personas desfavorecidas, como el Programa de Inclusión del Ayuntamiento (PI). Tal y como ha anunciado la concejala de Bienestar Social, Xelo Angulo, esta misma semana se procederá a la gestión para el pago de esta renta a 23 familias de la localidad.

 

La renta garantizada de ciudadanía se configura como una prestación económica gestionada por los servicios sociales del Ayuntamiento y que se solicita a la Conselleria de Bienestar Social. Son ayudas de carácter universal, vinculadas al compromiso, por parte de sus destinatarios, de promover su inserción sociolaboral de manera activa. Las ayudas tienen la finalidad de proporcionar un apoyo económico a las familias que no tienen recursos suficientes para mantener el adecuado bienestar personal y familiar, atendiendo a los principios de igualdad, solidaridad, subsidiariedad y complementariedad.

 

Van destinadas a personas entre 25 y 65 años, menores de 25 años si tienen menores o personas con diversidad funcional a cargo y personas entre 18 y 25 años si han sido sujetos del sistema de protección judicial. Además, los beneficiarios deben haber agotado todas las prestaciones a las que puedan tener derecho. La renta garantizada de ciudadanía es incompatible con cualquier pensión o ayuda pública que tenga por finalidad atender a las necesidades de subsistencia del destinatario.

 

En relación con estas coberturas, la concejala de Bienestar Social, Xelo Angulo, recordó que en abril entrará en vigor la nueva Ley de Renta Valenciana de Inclusión. La nueva ley regula la puesta en marcha de una nueva prestación que sustituirá la renta garantizada de ciudadanía, ampliando los requisitos para poder acceder a la ayuda y el tiempo de cobertura. Esta nueva prestación, que también se tramitará en el Ayuntamiento, permitirá que esta ayuda tenga carácter indefinido, cuando la situación de la persona que la solicite se mantenga en el tiempo, porque el objetivo es convertirla en un instrumento que realmente permita a las personas rehacer su proyecto de vida.

 

El proyecto de ley también prevé la creación de diferentes tipos de renta, así habrá una complementaria del trabajo o de las prestaciones que no llegan al 80 por ciento del salario mínimo interprofesional, y una segunda de Inclusión Social, que se concederá en función de una valoración individual de la persona solicitante y que variará en función de varios aspectos.

 

 

Será el ayuntamiento el que se encargará de hacer las valoraciones de las personas demandantes de la renta, y los servicios centrales de la Conselleria se encargarán de la gestión, logrando así que los equipos municipales puedan centrarse en hacer intervención sobre el terreno .

 

 

El Ayuntamiento saca adelante la distribución de subvenciones para proyectos de asociaciones que trabajan en el ámbito de Bienestar Social

 

 El Ayuntamiento de Xàtiva ha dado luz verde a la concesión de ayudas para asociaciones ciudadanas para la realización de actividades de interés social, correspondiente al ejercicio 2017. El global de las ayudas alcanza los 43.468,05 euros. Las ayudas se conceden sobre proyectos presentados por las entidades sociales, con un plan de actuación concreto y un presupuesto de actuación.

 

La concejala de Bienestar Social, Xelo Angulo, ha manifestado que "la filosofía de este modelo es huir de la discrecionalidad a la hora de conceder subvenciones y trabajar codo a codo con las asociaciones que están en primera fila de la problemática. Pretendemos atacar el origen de los problemas, detectando las causas y enderezando la situación para evitar que se llegue a situaciones de emergencia social ".

 

El objeto de las ayudas es la financiación de distintos proyectos de acción social que llevan a cabo estas asociaciones. Todas las entidades beneficiarias forman parte activa del tejido social de la ciudad y realizan, sin ánimo de lucro, actividades de interés para la comunidad. Estas asociaciones necesitan el apoyo institucional, dado que sus recursos son limitados y resultan escasos para el desarrollo de sus actividades de carácter social.

 

La distribución de las ayudas queda detallada en el siguiente cuadro:

 

 

ASOCIACIÓN

IMPORTE DE LA AYUDA (€)

Aspromivise – C. Ocupac. La Costera

6816,84

Axem Àrea 13

2954

Acofem 13

5821,16

Gent de la Consolació

7421

Avsa-Xàtiva

4425

Afilacos

2325,4

Aibe Balcan Xàtiva

1345

Dones Tyrius

2223,32

AECC- Xàtiva

490,5

Cáritas La Seu

1633,78

Cáritas Sants Joan

1200

Cáritas Sant Pere

3100

Cáritas El Carme

2220

Cáritas La Mercé

1492,05

TOTAL

43468,05

 

 

Las licencias de obras mayores (131) se sitúan en valores previos a la crisis y las obras menor superan ampliamente las 400.

El ingreso municipal por tasa de licencias de obra y impuesto de construcciones se dispara a 416.000 euros, un 33% más de lo previsto en el presupuestoLa reactivación económica y las ayudas a la rehabilitación han disparado un 20% las licencias de obra en Ontinyent durante el último año. En concreto, a fecha de 15 de diciembre 2017, las licencias de obras mayores (131) se sitúan en valores similares a los previos a la crisis: en 2008 fueron 142, quedando desde entonces por debajo de la centena hasta 2016 , cuando se llegó a 108. en cuanto a las obras menores, este año se han concedido 474, la cifra más alta en una década. Esto ha supuesto que el ingreso municipal por tasa de licencias de obra y impuesto de construcciones se haya disparado hasta los 416.000 euros, un 33% más de lo previsto en el presupuesto.

Los concejales de Territorio (Jaime Peris) y Hacienda (Joan Sanchis) coincidieron en destacar que estos datos "constatan con cifras un aumento de la actividad económica en la ciudad, y también una buena respuesta a los incentivos que viene dando el Gobierno de Ontinyent ", manifestaban.En cuanto a la solicitud de licencias de obra mayor (obras de nueva planta, de ampliación en superficie, volumen o altura de edificaciones existentes, o rehabilitación integral de edificios), después del inicio de la crisis 2008 bajaba a cifras de alrededor de 70 a los ejercicios posteriores.

Desde 2011, cuando se puso en marcha la "Declaración Responsable" que permite agilizar los trámites para la obtención de las licencias de obra, la cifra pasaba a 72 (2012), 67 (2013), 86 (2014) hasta llegar a las 99 en 2015, 108 en 2016 y ahora 142 en 2017 (un 21% más que el año anterior), siendo especialmente significativo al ser el tipo de obra que conlleva más gasto y genera más actividad económica.En cuanto a las licencias de obras menores, a falta de los datos de las últimas 3 semanas del año, en 2017 se han concedido 474, un 19% más que las 399 que se concedieron en 2016, superando ampliamente las cifras de los años anteriores (328 en 2015 o 371 en 2014). Se entiende por obra menor aquellas que, por razón de su sencillez técnica y escasa entidad constructiva y económica, pueden ser consideradas como tales, incluidas las de modificación de la disposición interior de los edificios. No se consideran obras menores aquellas que implican modificación de usos.

El concejal de Territorio ha recordado que entre los incentivos promovidos por el Gobierno de Ontinyent los últimos años está la bonificación al 95% del impuesto de construcción que se viene aplicando tanto a obras mayores como menores (que se viene aplicando desde 2013) , o los diversos planes de Rehabilitación de Inmuebles puestos en marcha. Jaime Peris manifestaba que "las solicitudes de obras menores han superado por primera vez en mucho tiempo las 400 y muy ampliamente, pero es especialmente significativo el aumento de las obras mayores porque suponen un gasto económico mucho más elevada, y situar -se prácticamente en valor previos a la crisis es una excelencia noticia que nos anima a seguir trabajando para promover la actividad económica en la ciudad ".

Una de las consecuencias directas de estas cifras es el aumento del ingreso municipal por tasa de licencias de obra y por el ICIO (impuesto de construcciones,instalaciones y obras) hasta los 416.000 euros, un 33% más de lo previsto en el presupuesto de 2017. en concreto, por licencia de obra presupuestado para este año 95.300 euros y el ingreso va a ser superior a los 153.000; mientras que por el ICIO se había previsto 217.000 euros y se ingresarán más de 263.000.

Al presupuesto de 2018, aprobado el pasado jueves, se ha contemplado una previsión de ingresos de 146.000 y 282.000 euros respectivamente en este concepto. El concejal de Hacienda ha valorado positivamente estos datos "que suponen un ingreso extraordinario para el Ayuntamiento, un ingreso que además podemos emplear en nuevas acciones para impulsar la actividad económica en la ciudad", destacaba.

Una propiedad podría recibir hasta 8.000 euros para cubrir el 75% de la actuación en caso de ser residente

Bocairent abrió este lunes, 4 de diciembre, el periodo de solicitud de ayudas para la rehabilitación de inmuebles del barrio medieval que concluirá el día 21 del mismo mes.

La convocatoria “inicia una nueva línea de trabajo centrada en la mejora de las casas particulares, uno de les mayores retos hoy en día dentro de la conservación del conjunto histórico-artístico”, en palabras del alcalde Josep-Vicent Ferre, una vez contemplada la redacción del proyecto de la última fase de intervención en la trama urbana municipal dentro de los compromisos de la Dirección general de Vivienda, Rehabilitación y Regeneración urbana presidida por Rebeca Torró para 2018.

Las subvenciones a los propietarios de edificios del casco histórico de Bocairent pueden llegar a los 8.000 euros por solicitud y representar hasta el 75% del coste de la actuación si los trabajos se realizan sobre la vivienda habitual de la familia. En esta primera convocatoria, el Ayuntamiento destinará 25.000 euros a estas intervenciones que serán seleccionadas a partir de unos criterios de valoración que fomentan tanto la habitabilidad y mejora de las condiciones de seguridad de los inmuebles como la dinamización económica del barrio medieval.

La comarca de la Canal de Navarrés recibirá un total de 118.635 euros en concepto de las Ayudas para la restauración del patrimonio de la Diputació de València, los cuales han sido presentadas por parte de la vicepresidenta de la corporación.

Maria Josep Amigó, y el diputado de Cooperación Municipal, Emili Altur. Ambos coincidieron que para el nuevo equipo de gobierno es una prioridad la conservación del patrimonio “que es de todos”, además de presentar una inversión bianual que beneficiará a media docena bienes históricos y culturales de tres municipios de la comarca.

 

Se trata de diversas líneas de ayuda para obras de restauración y conservación de bienes inmuebles con valor histórico, artístico o de interés local. En el caso de la Canal de Navarrés, la ayuda asciende a 80.000 euros para proyectos públicos. Además, otra de las partidas ha sido destinada, con un presupuesto de 29.855 euros, a obras de acondicionamiento, mejora o conservación de inmuebles destinados a actividades musicales. Mientras que se ha habilitado una línea de subvenciones, por valor de 8.780 euros, para la restauración de patrimonio de bienes muebles.

 

“Un total de tres municipios recibirán estas ayudas que se han adjudicado siguiendo criterios técnicos, a través de baremos transparentes y objetivos”, ha destacado la vicepresidenta. Amigó ha incidido en la autonomía de los pueblos y ciudades, “puesto que es cada ayuntamiento quien solicita las ayudas y decide qué proyectos son los más necesarios para sus vecinos y vecinas”, además de en los criterios técnicos y objetivos que han seguido para otorgar las subvenciones.

 

En la misma línea se ha expresado Altur, quien ha manifestado “la obsesión” de la Diputació para establecer una comisión independiente compuesta por técnicos que reparten esta dotación a través de baremos transparentes. “Ha sido un trabajo muy complejo en el que han participado juristas, arqueólogos e historiadores, entre otros, los cuales han tenido que estudiar más de mil propuestas”, ha destacado. Así mismo, el delegado de Cooperación Municipal ha querido destacar que en esta convocatoria se ha dedicado una atención especial a los municipios más pequeños porque, a su parecer, “son los que más dificultades económicas tienen”. Lavaderos, castillos y centros de música

 

Para esta nueva convocatoria, como se ha dicho, la institución ha aumentado el presupuesto un 30% más respecto a anteriores corporaciones. En total, 248 proyectos que recorren todas las comarcas valencianas y que, en la Canal de Navarrés incluyen actuaciones como la restauración del antiguo lavadero ‘El Clot’ de Millares; la intervención en el castillo de Navarrés; o la restauración de la imagen de Santa Bárbara de Bolaite. En el caso de la línea destinada a la restauración de inmuebles musicales, cubrirá sobre todo actuaciones de insonorización de los centros. Algunos ejemplos son el acondicionamiento acústico del aula de solfeo y la sustitución de la puerta de acceso al local de conciertos de la Unión Musical Millarense; o el acondicionamiento y conservación del local social de ensayos de la Asociación Musical San Francisco de Paula de Bolbaite.

“Hay que destacar el compromiso con las sociedades musicales, con proyectos de restauración y rehabilitación de locales de bandas, escuelas de música, teatros y todo tipo de espacios vinculados a la música, la cual es uno de los motores de nuestro territorio”, ha manifestado la vicepresidenta.

Criterios en el reparto de las ayudas

A la hora de distribuir las ayudas, los técnicos de la Diputació han tenido en cuenta los bienes catalogados como Bien de Interés Cultural o Bien de Relevancia Local y, en el caso de los centros musicales, se ha dado preferencia a las obras necesarias para la realización de la actividad artística. Como novedad, esta convocatoria ha priorizado los proyectos de los pueblos más pequeños y aquellos que no han recibido ayudas en años anteriores.

Así mismo, también se ha premiado la cofinanciación con los gobiernos locales. “Hemos valorado de forma positiva el compromiso de los ayuntamientos en las obras”, ha resaltado el diputado de Cooperación Municipal. Todas las localidades a los cuales se otorgó la ayuda podrán recibir hasta 50.000 euros, a los cuales podrán sumar hasta 50.000 más según la aportación de los consistorios. “Por ejemplo, si un ayuntamiento invierte 10.000 euros de fondos propios, la Diputació garantiza los primeros 50.000 más 10.000 euros”, ha añadido Altur.

Actuaciones en los municipios

En concreto, son tres los municipios de la Canal de Navarrés que percibirán un total de 118.635 euros. Por localidades la asignación será la siguiente:

Bolbaite: 20.635 euros.

Millares: 68.000 euros.

Navarrés: 30.000 euros.

 

El personal contratado contribuirá al mantenimiento de este pueblo de la Costera mediante labores de limpieza, obras menores y jardinería

 

José Javier Sisternes, alcalde de Vallés: ‘Sin la ayuda de la Diputación de Valencia no podríamos subsistir como pueblo’

 

El Ayuntamiento de Vallés contratará a dos personas a partir de este otoño para cubrir el mantenimiento de los servicios esenciales del municipio. El personal contratado realizará tareas propias de una cuadrilla municipal como la limpieza de calles, la ejecución de obras menores y trabajos de jardinería.

 

Vallés es un municipio de 145 habitantes ubicado en la comarca de La Costera, a unos 5 kilómetros de Xàtiva. El desempleo en el municipio afecta a cerca de un 19% de la población y las cuentas municipales no permiten que el equipo de gobierno pueda disponer de una cuadrilla propia.

 

Los 7.000 euros que aporta la Corporación provincial sirven para poder crear dos contratos de media jornada con una duración de cuatro meses, una colaboración entre Ayuntamiento y Diputación que ya se ha producido en otras ocasiones.

 

Un impulso económico esencial para los municipios

 

El consistorio se encontró en 2015 con una deuda que alcanzaba los 122.000 euros, según explica el mismo alcalde, José Javier Sisternes. Una cuantía que superaba el presupuesto anual de la entidad local, que ronda los 100.000 euros.

 

“El impulso de la Diputación nos ha permitido reducir en dos años más de la mitad de la deuda, hasta los 51.000 euros en los que se encuentra actualmente”, explica Sisternes, que prevé que la cifra siga reduciéndose hasta los 20.000 euros al final de la legislatura.

El SAD ofrece ayuda para la realización de las tareas domésticas y de higiene personal de los usuarios

 

La concejala de Bienestar Social, Xelo Angulo, ha anunciado una ampliación en el número de trabajadores municipales que atienden el Servicio de Ayuda a Domicilio del Ayuntamiento de Xàtiva (SAD). Angulo quiere así que pueda aumentar la cobertura del servicio para un mayor número de usuarios, que actualmente supera las 40 personas. El Ayuntamiento destina aproximadamente 75.000 euros anuales para dotar económicamente este servicio.

 

El SAD ofrece ayuda para la realización de las tareas domésticas y de higiene personal de los usuarios. Desde el pasado 1 de septiembre, el SAD se ha ampliado con 4 auxiliares, a los que se añade el refuerzo de 2 personas más provenientes del Programa de Inclusión que gestiona la concejalía de Bienestar Social.

 

Según explica la concejala, "el SAD proporciona una atención personal y doméstica a personas mayores, personas con diversidad funcional y menores que pertenecen a familias con dificultades económicas y sociales, con el fin de promover su independencia y autonomía personal, consiguiendo el mantenimiento de los usuarios en su propio entorno y mejorando su calidad de vida ". El servicio incorpora medidas sociales y de inserción a lo largo de su prestación.

EU e-Privacy Directive

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para un mejor servicio. Al continuar se acepta el uso que hacemos de ellas.

Politica de cookies

View e-Privacy Directive Documents