Mostrando artículos por etiqueta: bic ontinyent
Jorge Rodríguez aseguró que están convencidos de que se conseguirá "el otorgamiento de la máxima protección a uno de los elementos principales de nuestro patrimonio cultural inmaterial"

 

La Dirección General de Cultura y Patrimonio de la Generalitat Valenciana inicia el expediente para declarar Bien de Interés Cultural Inmaterial (BIC) los actos de las Embajadas de Moros y Cristianos y la Bajada del Cristo de Ontinyent, según publica hoy el Diario Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV).

 

El alcalde de la ciudad, Jorge Rodríguez, al conocer el inicio de la tramitación del expediente ha mostrado su alegría y señaló que "estamos convencidos conducirá el otorgamiento de la máxima protección a uno de los elementos principales de nuestro patrimonio cultural inmaterial ". Ha mostrado, además, su agradecimiento "a todas las personas e instituciones que han participado de una u otra forma y en particular a la Sociedad de Festeros".

 

Las Fiestas de Moros y Cristianos de la Comunidad Valenciana ya fueron declaradas Bien de Relevancia Local en el año 2015. Sin embargo, las Embajadas y la Bajada del Cristo son dos actos que el Ayuntamiento de Ontinyent y la Sociedad de Festeros, que ya solicitó este reconocimiento en 2011, consideraron que presentaban unas características singulares que requerían una mayor protección patrimonial y por ello enviaron una petición formal el pasado marzo.
El Presidente de la Sociedad de Festeros, José Rafael Sanchis, ha explicado que la solicitud se hizo "para garantizar y proteger en un futuro la esencia de las Fiestas".

 

Además, Sanchis ha mostrado su satisfacción por el inicio del expediente al considerar que estos dos actos "identifican plenamente en Ontinyent. Por un lado la Bajada del Cristo representa el sentimiento religioso del pueblo y la Embajada, nuestro pasado histórico ".

 

En el caso de las Embajadas, su comienzo data de 1860 de acuerdo con la antigüedad del texto de las embajadas escritas por famoso literato Joaquín J. Cervino y no ha modificado la esencia del acto desde su inicio. En cuanto a la Bajada del Cristo de la Agonía, su comienzo data del mismo año y no ha modificado su itinerario desde ese año y es, además, "heredero directo de las salvas de honor que disparaban las milicias efectivas de la época foral. Una celebración con más antigüedad que las mismas fiestas moro-cristianas y que continúa celebrándose prácticamente igual que hace 150 años ", según consta en el expediente.

 

El consistorio, al tiempo que espera la declaración BIC de estos dos actos, continúa trabajando con la Sociedad de Festeros para lograr la consecución de la declaración de los Moros y Cristianos como Interés Turístico Internacional.

La Dirección General de Cultura y Patrimonio atiende la petición formulada por el Ayuntamiento y la Sociedad de Festeros para dar la mayor protección patrimonial posible

 

La Dirección General de Cultura y Patrimonio de la Generalitat Valenciana ha aprobado inicia la declaración de como Bien de Interés Cultural Inmaterial (BIC) de los actos de las Embajadas y la Bajada del Cristo de Ontinyent. Se trata de una petición formulada por el Ayuntamiento de Ontinyent y la Sociedad de Festeros para dar la mayor protección patrimonial posible a estos dos actos singulares de las fiestas.

 

La realización formal de esta petición fue aprobada en el pleno del pasado 29 de marzo, donde el alcalde de Ontinyent, Jorge Rodríguez, destacaba la importancia "de conservar y cuidar de nuestras tradiciones, porque son aquellas que nos hacen únicos. Ya conseguimos que el Canto de los Angelitos fuera declarado Bien Inmaterial de Relevancia Local y ahora queremos estar junto a la Sociedad de Festeros, de la misma manera que estamos trabajando conjuntamente para la consecución de la declaración de los Moros y Cristianos como Interés Turístico Internacional" explicaba el primer edil.

 

Hay que recordar que la Sociedad de Festeros ya solicitó este reconocimiento en 2011, pero la petición se quedó paralizada. Ahora, y con un cambio en los requisitos, se volvió a presentar la documentación para pedir otra vez de manera formal esta declaración. Entre los requisitos se encontraba la necesidad de que la petición fuera avalada por otras instituciones locales o asociaciones, por el que el Ayuntamiento de Ontinyent creyó conveniente apoyar esta iniciativa para que se reconozcan dos de los actos más representativos de las fiestas. Igualmente, se ha contado con el apoyo de la Mancomunidad de Municipios de La Vall d'Albaida y más de 15 asociaciones locales.

 

La propuesta ha pasado ahora por la comisión consultiva de fiestas de Moros y Cristianos de la Dirección General de Cultura y Patrimonio, que es la que establece los criterios para el reconocimiento como Bien de Interés Cultural Inmaterial de aquellas fiestas o actos de las fiestas de Moros y Cristianos de especial relevancia y significación para el patrimonio cultural valenciano y proponer su declaración.

 

Hay que recordar que si bien la totalidad las fiestas de Moros y Cristianos de la Comunidad Valenciana fueron declaradas Bien de Relevancia Local en el año 2015, en el orden establecía la posibilidad de reconocer como BIC aquellos actos singulares de estas fiestas que requieren de mayor protección patrimonial por su imbricación en el patrimonio cultural. Es el caso de los actos de las Embajadas y la Bajada del Cristo de la Agonía de Ontinyent, ya que se estima que la antigüedad del texto de las embajadas y los valores patrimoniales de estos actos son merecedores de esta declaración.

 

El Presidente de la Sociedad de Festeros, José Rafael Sanchis, destacaba este anuncio como "una muy buena noticia, porque estábamos persiguiendo esto desde 2011 para proteger al máximo la tradición de estos actos tan emblemáticos, que no han cambiado nunca. Ahora, trabajando codo a codo con el Ayuntamiento, lo hemos conseguido y pensamos que es motivo de satisfacción para la Sociedad y para todos los festeros", manifestaba.

 

Según consta en el expediente, las Embajadas conservan sus raíces de época foral, representación simbólica del enfrentamiento entre las dos culturas. El texto de las embajadas, escritas por el escritor romántico Joaquín José Cervino en 1860, contiene un valor literario que se considera necesario preservar. En cuanto a la Bajada del Cristo de la Agonía, se considera uno de los símbolos máximo de la fiesta de Moros y Cristianos de Ontinyent, un acto heredero directo de las salvas de honor que disparaban las milicias efectivas de época foral, constituyendo una celebración con más antigüedad que las propias fiestas morocristiana y que continúa celebrándose prácticamente igual que hace 150 años.

EU e-Privacy Directive

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para un mejor servicio. Al continuar se acepta el uso que hacemos de ellas.

Politica de cookies

View e-Privacy Directive Documents