Mostrando artículos por etiqueta: divalterra
Jorge Rodríguez se despide de la corporación provincial con el siguiente comunicado de prensa

 

Pronto hará tres años que asumí la Presidencia de la Diputació de València. Entonces, como hoy, lo hacía desde la convicción de que es desde las instituciones desde donde podemos mejorar la vida de la gente, con la seguridad de que el ejercicio de la política tiene que estar siempre íntimamente ligado a la ética.

 

A pesar de llegar a una Diputación plagada de casos de corrupción de los anteriores gestores, nos pusimos a trabajar con un equipo plural. Un equipo que a lo largo de todo este tiempo solo ha tenido un objetivo: poner la institución al servicio de pueblos y ciudades, acabar con la arbitrariedad en las ayudas y aplicar criterios justos y objetivos, que la Diputació dejara de dar vergüenza y volviera a ser portadora de buenas noticias.

 

Modestamente, hasta el miércoles de la semana pasada creo que lo habíamos conseguido. Pero siempre ha existido en nuestra gestión una dificultad añadida, una piedra en el zapato: estoy hablándoles de la antigua Imelsa, hoy Divalterra.

 

Es mucho lo que mi equipo y yo, junto con mis compañeras y compañeros, hemos reflexionado al respecto de la empresa pública de la Diputació. Primero, pensamos en disolverla, pero nos paró la inseguridad y el abandono en el que dejábamos a las más de 600 familias de los que allí trabajan. Optamos por aquello que entendíamos era lo mejor para controlar la gestión de la empresa: nombrar un equipo directivo de 7 personas, que capitaneadas por dos cogerentes y un asesor jurídico, actuarán de ‘cordón sanitario’ para gestionar una empresa donde todavía continuaban la UCO y muchos de los anteriores gestores.

 

Fue por eso por lo que, de los 15 miembros del Consejo de Administración de la empresa, 13 (entre los cuales me incluyo) votamos a favor del nombramiento de un gerente al que dotamos de poderes para contratar a otra cogerente y al asesor jurídico. Con ese mismo ánimo, la firma mancomunada de los cogerentes dotaría a la empresa de una estructura de 7 profesionales que contaran con la confianza del gobierno y de los partidos para poder llevar a cabo la difícil tarea que tenían asignada. Siete personas que, como no podía ser de otra manera, han asistido a su lugar de trabajo y lo han desarrollado con total profesionalidad, hasta hace unos meses, cuando frente a las dudas de carácter administrativo existentes en la contratación, decidimos despedirlos para reestructurar la empresa.

 

Estoy seguro de que a lo largo de estos tres años de trabajo nos hemos podido equivocar, podemos haber cometido alguna irregularidad de carácter administrativo, podemos haber metido la pata, pero de lo que estoy absolutamente seguro es que nadie, ni yo, ni mi equipo ni ningún otro de las compañeras y compañeros de la Diputació, hemos metido la mano. Podemos haber sido torpes o demasiado confiados pero nunca ladrones.

 

Con la misma convicción que hace unos tres años llegaba a esta casa hoy presento la dimisión, convencido de mi inocencia y la de mi equipo, pero convencido también de que mi continuidad al frente de la misma no puede contribuir al cambio de la percepción en la que tanto hemos trabajado al largo de este tiempo. Presento la dimisión como presidente de la Diputació de València y lo hago desde la lealtad a las instituciones y a la ciudadanía, que siempre ha guiado y continuará guiando mis pasos. Seguro de mi inocencia y de que, para demostrarla, hoy es mejor estar fuera que dentro de la institución. Puede que alguien piense que, como partido, estamos poniendo demasiado alto el nivel de la ética, pero no voy a permitir que nadie utilice este asunto para dañar aquello que tanto amo.

 

Quiero agradecer a todo el personal de la Diputació, a las compañeras y compañeros de gobierno, al PSPV y a todos los que, desde la gente de mi pueblo pasando por militantes y dirigentes del partido, alcaldes, alcaldesas, concejalas y concejales, habéis creído desde el primer momento en mi inocencia. Gracias a todas y todos por vuestro trabajo, la pasión y dedicación y el cariño que me habéis hecho llegar estos últimos días.

 

Me voy con la conciencia tranquila y contento de haber conseguido que el 92% de los alcaldes y alcaldesas tengan hoy el convencimiento de que la nueva Diputació ha repartido las ayudas con criterios objetivos y alejados de clientelismos y activismos políticos. Orgulloso además por dejar esta institución en buenas manos, las de todos los compañeros y compañeras de gobierno que siempre me habéis demostrado vuestra lealtad y buen hacer.

 

Gracias a todas y todos y mucha suerte en el camino.

Jorge Rodríguez tiene intención de seguir en la Alcaldía de Ontinyent

 

El presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, anunciará este lunes su dimisión en el cargo tras ser detenido e investigado por malversación y prevaricación en la operación Alquería, pero se mantendrá al frente de la Alcaldía de Ontinyent (Valencia).

 

La decisión de Rodríguez llega después de que durante este fin de semana se hayan mantenido varias reuniones con el president de la Generalitat y del PSPV-PSOE, Ximo Puig, a las que han asistido también la consellera de Justicia, Gabriela Bravo, y la directora general de Vivienda y secretaria general del PSPV en Ontinyent, Rebeca Torró.

 

Según las mismas fuentes, en esos encuentros se ha considerado que lo más oportuno es que Rodríguez deje sus cargos en la Diputación para poder centrarse en su defensa y, además, no perjudicar al partido con un asunto que de aquí a las elecciones puede ser utilizado por la oposición.

 

Rodríguez tiene intención de seguir en la Alcaldía de Ontinyent porque el asunto que investiga el Juzgado de Instrucción número 9 de Valencia en una causa declarada secreta "no tiene nada que ver" con el Consistorio, dado que hace referencia a unos contratos de alta dirección en la empresa pública de la Diputación Divalterra.

 

Las mismas fuentes insisten en que la investigación sobre Rodríguez hace referencia en todo caso a una cuestión "meramente administrativa" y piden que cuanto antes se levante el secreto del sumario para evitar así "juicios paralelos"

28 horas después de la detención del alcalde de la localidad, el ayuntamiento ha querido dar un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía asegurando el normal funcionamiento de los servicios públicos

 

Después de la detención ayer miércoles de Jorge Rodríguez, presidente de la Diputación y alcalde de Ontinyent por su presunta implicación en el marco de la llamada "operación Alquería", causa, declarada secreta, que se abrió por presuntos delitos de prevaricación administrativa y malversación de caudales públicos en mayo 2018 tras la denuncia interpuesta por la Fiscalía Anticorrupción de Valencia e investigada por irregularidades en la contratación de personal de alta dirección en Divalterra, antigua Imelsa, en 2015, el ayuntamiento de Ontinyent, a través de un comunicado de prensa, ha querido mandar un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía. El mensaje, en valenciano es el siguiente.

 

COMUNICAT DEL GOVERN D’ONTINYENT

Davant dels fets produïts en la jornada d’aquest dimecres que afecten a l’alcalde de la ciutat Jorge Rodríguez, el Govern d’Ontinyent vol manifestar el seu respecte al procediment judicial i la seua confiança plena en la justícia, i mostra el seu desig de que tots els fets s’esclarisquen el més aviat possible.

 

Igualment, el govern ontinyentí vol llançar un missatge de tranquil·litat a la ciutadania, garantint als veïns i veïnes el normal funcionament dels serveis públics.

 

Por otro lado, en la Diputación de Valencia, no se ha hecho comunicado alguno y han querido seguir con absoluto silencio.

Con esta actuación se evitarán males mayores en caso de incendio o inundación.

 

Las brigadas forestales de Divalterra están efectuando labores de limpieza en el barranco de Matamoros tras una petición del Ayuntamiento de Ontinyent. Este barranco se encuentra en el polígono industrial El Pla muy cerca de varias naves, cuyos propietarios reclamaban desde hace tiempo una intervención por los riesgos y molestias que puede provocar el crecimiento descontrolado de la vegetación.

 

En las próximas semanas se actuará sobre una superficie de 3.500 m2, repleta de cañas, chopos y zarzas, que suponen un gran peligro en caso de incendio o inundación.

 

Los regidores de Sostenibilidad, Patricia Folgueras, y Servicios Municipales, Manuel Cuesta, agradecían a la Diputación de Valencia esta intervención y anunciaban que el propio Ayuntamiento realizará un mantenimiento periódico para evitar un nuevo crecimiento de la vegetación.

 

Los restos orgánicos retirados se triturarán y serán utilizados por el área de Parques y Jardines como acolchado o “mulching”, una técnica por la cual se dificulta el crecimiento de hierbas no deseadas, se aporta materia orgánica al suelo y se retiene humedad en la tierra.

La sostenibilidad será el eje principal en este nuevo modelo de negocio.

 

El Plan de Ecoinnovación que convertirá el polígono del Altet de Ontinyent en un área de referencia en la industria 4.0 avanza y presenta los resultados de un estudio realizado entre las empresas presentes en la zona industrial.

 

Este plan, impulsado por el clúster Innovall y con la financiación del Ayuntamiento de Ontinyent y Divalterra, ha presentado también un manual de Ecoinnovación que servirá de guía a todas las empresas que quieran unirse a este nuevo modelo empresarial. En este manual se plantea una nueva estrategia de negocios que incorpora la sostenibilidad en todas las operaciones.

 

En cuanto a los resultados del estudio se han realizado informes individuales a cada una de las empresas participantes en este. Además se ha entregado un documento global para el Ayuntamiento y Divalterra en el cual se analiza como optimizar los parámetros energéticos, el uso del agua, la movilidad o el grado de digitalización.

 

El alcalde de la ciudad y presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, destacaba “la importancia de la apuesta por la innovación y la tecnología como potenciadores de la eficiencia de las empresas y de la promoción económica de la ciudad”.

 

Ahora el Plan continuará con el diseño de acciones de formación e información, la implantación del plan y el diseño de una agenda de iniciativas locales para impulsar la Ecoinnovación.

El plan es pionero en la Comunidad Valenciana.

 

El clúster Innovall, el Ayuntamiento de Ontinyent y Divalterra convertirán el polígono del “l’Altet” en un modelo de referencia en industria 4.0 y economía circular. Con este objetivo parte una iniciativa pionera que se presentaba el pasado lunes a las empresas del polígono y las invitaba a participar de forma gratuita.

 

Para ello se creará un Pannel Lab en el que se realizarán cuestionarios sobre los parámetros energéticos, el uso del agua, la movilidad, el grado de digitalización o las materias primas. Con estos datos se intentará optimizar la gestión y ahorrar costes.

 

A continuación se elaborará un “Manual de Ecoinnovación”, una herramienta para controlar las mejoras previstas a través de una estrategia determinada con la cual se medirán las actuaciones, se establecerán prioridades, se crearán nuevos modelos de negocio y se involucrará a proveedores y clientes aumentando  así el valor añadido.

 

El regidor de Territorio del Ayuntamiento, Jaime Peris, destacaba en el acto que “la puesta en marcha de este proyecto conjunto es un nuevo paso adelante por la apuesta por la innovación y la tecnología, potenciando la eficiencia de las empresas y la promoción económica de la ciudad”.

La capital de la Vall d'Albaida ha sido una de las seleccionadas para ejercer de proyecto piloto para la Cátedra Divalterra.

 

La empresa pública de la Diputación de Valencia, Divalterra y la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) escogen Ontinyent para poner en marcha la Cátedra Divalterra, una iniciativa que dinamizará los parques empresariales valencianos y analizará los polígonos industriales del municipio.

 Los regidores de Territorio y Promoción Económica del Ayuntamiento de Ontinyent, Jaime Peris y Pablo Úbeda, se han reunido  para una primera toma de contacto con el director de la cátedra, Juan Jaime Cano y con el responsable del área de Estudios y Estrategia Local de Divalterra, Miguel Ángel Ferri. 

 

La tradición de Ontinyent como zona de actividad industrial, su localización o su potencialidad han sido algunos de los criterios que se han tenido en cuenta a la hora de seleccionar la capital de la Vall d’Albaida como objeto de estudio.

 

La Cátedra Divalterra definirá y priorizará las inversiones necesarias para llevar a cabo programas de rehabilitación, modernización o dinamización de los polígonos industriales de la provincia de Valencia. Para ello se estudiarán las condiciones de accesibilidad, urbanización o las infraestructuras.

 

A partir de las conclusiones obtenidas en los proyectos pilotos se desprenderán una serie de puntos que servirán para plantear propuestas de mejora y redactar la futura Ley de Gestión de Áreas Empresariales. El desarrollo de estos proyectos servirá además como modelo para su aplicación en otras áreas de características similares que se esperan desarrollar en una segunda fase.

 

EU e-Privacy Directive

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para un mejor servicio. Al continuar se acepta el uso que hacemos de ellas.

Politica de cookies

View e-Privacy Directive Documents