Mostrando artículos por etiqueta: incendio llutxent
El Consorcio de Bomberos de Valencia ha dado por extinguido el incendio tras afectar a más de 2.600 personas

 

El Consorcio de Bomberos de Valencia ha dado por extinguido a las 20.00 horas de este domingo el incendio forestal declarado el pasado lunes en Llutxent (Valencia) que ha arrasado 3.270 hectáreas de superficie en siete términos municipales.

 

Desde que se originó, a causa de un rayo, decenas de medios aéreos y centenares de efectivos terrestres han trabajado en su extinción, muchas veces dificultada por las altas temperaturas y las irregulares rachas de viento. 

 

Alrededor de 2.600 personas tuvieron que ser desalojadas como consecuencia del incendio, que llegó a afectar a alrededor de cuarenta casas de varias urbanizaciones del término de Gandía y muchas de ellas ya han regresado a sus viviendas. A causa de la cantidad de hectáreas que había arrasado, municipios como Gandía, tuvieron que pedir que se declarara zona de emergencia para poder ampliar el equipo de extinción ante el avance del fuego hacia las ciudades. Tras la extinción del fuego se iniciará una valoración de los daños materiales y en la fauna y flora que ha provocado el incendio. 

Cerca de 350 brigadistas de la Diputació y 50 efectivos del Consorcio Provincial de Bomberos con 17 vehículos han participado en la extinción del incendio

 

La Diputació de València coordinará junto a la Generalitat las ayudas para cubrir los daños del incendio de Llutxent. La corporación provincial estará en todo momento a disposición de los municipios afectados por un fuego que este jueves ha sido estabilizado y que ha arrasado más de 3.000 hectáreas de masa forestal.

 

La prioridad ahora es restablecer las infraestructuras y los servicios dañados, con especial atención a la situación de las personas que se han visto afectadas por el incendio de mayores dimensiones registrado en la Comunitat en el último lustro. En este sentido, el presidente de la Diputació, Toni Gaspar, y la vicepresidenta, Mª Josep Amigó, han mantenido un contacto diario con los alcaldes y alcaldesas de los municipios afectados para conocer de primera mano los daños causados por el fuego y las necesidades que habrá que resolver con ayuda de las instituciones a partir de este momento.

 

En palabras del presidente, Toni Gaspar, quien ha permanecido en la zona afectada desde la tarde del inicio del incendio acompañado de la vicepresidenta segunda Rebeca Torró, “la urgencia desde el momento en que se declaró el incendio era la protección de las personas y la extinción del fuego, pero ahora empezamos a trabajar ya en el postincendio, pensando en el escenario en el que debemos articular y coordinar junto a la Generalitat las ayudas para paliar los daños y resolver los problemas que el fuego ha causado a los afectados”.

 

Por su parte, la vicepresidenta, Mª Josep Amigó, ha señalado que “es el momento de ayudar a los municipios y las personas para volver cuanto antes a la normalidad, así como poner a su disposición los medios necesarios para restaurar las infraestructuras públicas afectadas, de manera coordinada con el resto de administraciones”. Amigó espera que mañana mismo las personas desalojadas “puedan volver a sus viviendas”. 

 

Desde que fue declarado el incendio de Llutxent, cerca de 350 brigadistas de la Diputació, 50 efectivos del Consorcio Provincial de Bomberos y 17 vehículos equipados para luchar contra el fuego han tomado parte en las tareas de extinción y perimetraje. Los efectivos de la corporación, con distintos responsables de operaciones que han estado coordinados por Emergencias de la Generalitat, se completan con los equipos técnicos que a su vez han dirigido al operativo movilizado en los montes de La Safor y la Vall d’Albaida desde las salas de control de Divalterra y el Consorcio de Bomberos.

 

El presidente, la vicepresidenta y el diputado de Medio Ambiente y presidente del Consorcio de Bomberos, Josep Bort, han seguido de cerca los trabajos de los efectivos de la Diputació en el incendio de Llutxent, en los que también ha participado el área de Carreteras. Desde este departamento, y en coordinación con la Guardia Civil, se ha procedido al corte y señalización de la CV-675, entre Gandia y Simat, y la CV-608, de Llutxent a Pinet.

 

Una vez estabilizado el incendio, se espera que ambas vías, incluidas en la red provincial de carreteras, puedan reabrirse en las próximas horas. La CV-608 presenta un buen estado, según los responsables del área de Carreteras, y podrá reabrirse en el momento en que lo autorice la Guardia Civil. En cuanto a la CV-675 de Gandia a Simat, la vía deberá adecuarse y limpiarse antes de la reapertura, ya que hay tramos afectados en los que hay que evaluar los desperfectos.

EU e-Privacy Directive

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para un mejor servicio. Al continuar se acepta el uso que hacemos de ellas.

Politica de cookies

View e-Privacy Directive Documents