Mostrando artículos por etiqueta: policia
La totalidad de la plantilla ha sido formada en el uso de un arma no letal que permite paralizar al agresor durante 5 segundos con una descarga eléctrica sin riesgo vital

 

La ciudad se suma a los más de 200 municipios españoles que han equipado a sus agentes con un arma intermedia entre la pistola y la defensa personal

 

El Ayuntamiento de Ontinyent ha adquirido dos pistolas eléctricas taser para dotar a la Policía Local de unos medios más modernos para prestar un mejor servicio en situaciones de riesgo. La ciudad se suma así a los más de 200 municipios españoles que han equipado a sus agentes con un arma intermedia entre la pistola y la defensa personal, que permite paralizar al agresor durante 5 segundos con una descarga eléctrica.

 

La totalidad de la plantilla de la Policía Local ha sido formada en el uso de estos dispositivos, incluyendo una serie de prácticas en situaciones de estrés realizadas en el Polideportivo Municipal. La concejal de Seguridad, Tudi Guillem, que visitaba estas prácticas acompañada del Intendente Principal de la Policía, Juan Serrano, destacaba que “desde la concejalía tratamos de ir mejorando los equipos con que cuenta la Policía Local para prestar un mejor servicio a la ciudadanía. Esto ha incluido la renovación de vehículos, materiales y ahora hemos adquirido estas armas que permitirá a los agentes ser más efectivos en situaciones de riesgo, ya que permite evitar daños tanto al agente como al agresor”, explicaba.

 

Las pistolas adquiridas son un incapacitador neuromuscular que, tras accionar el disparador, lanza, a una distancia de hasta siete metros, dos dardos que se clavan en el agresor, que sigue manteniendo el control de los pulmones, puede gritar o respirar, sin afectar en ningún momento al corazón. Así durante 5 segundos el agresor queda paralizado, lo que da tiempo a reducirle e intervenir los elementos peligrosos que lleve consigo.

 

Desde el equipo de formación policial que coordinaba las prácticas se ha explicado que el arma “no supone ningún peligro vital, ni siquiera para enfermos con patologías cardíacas e incluso con marcapasos, ya que no tiene energía suficiente”. Además, la defensa eléctrica tiene un disco duro que registra cada disparo, quedando fijados el día y la hora de su uso, que queda así totalmente controlado, ya que ni el fabricante ni el agente tienen posibilidad de modificar los datos.

El alcalde agradece la tarea del Comisario Isidro Escudero ante su próxima jubilación

 

La tasa de criminalidad se encuentra en Ontinyent en mínimos históricos con 17 delitos y faltas por cada 1.000 habitantes mejorando la media autonómica (46) estatal (43) y europea (61)

 

La Policía Nacional de Ontinyent celebró ayer la festividad de su patrón, Ángeles Custodios. Después de la tradicional misa que tenía lugar en la Iglesia de Santa Maria, destacados cargos de la Policía Nacional, Policía Local y Guardia Civil participaron junto a la corporación municipal en un acto en el Palau de la Vila en el cual se procedió a la entrega de varios galardones y reconocimientos: la medalla blanca al mérito policial al agente Juan José Domínguez; un diploma a la subinspectora Pilar Muñoz; y metopas para el subinspector Rafael García; el funcionario del departamento de obras del Ayuntamiento Ramón Revert; el agente del CNP en segunda actividad Antonio Pereira; el coro de la Iglesia de Santa Maria; la empresa Asfaltos Guerola, y la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de Valencia.

 

A su intervención, el alcalde de Ontinyent, Jorge Rodríguez, agradecía “la gran tarea de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y la Policía Local, que suponen para la ciudadanía una garantía de seguridad”, teniendo especiales palabras para el Comisario de la Policía Nacional, Isidro Escudero, que vivía hoy su último día del patrón de la policía antes de su jubilación, y del que destacaba “su gran tarea durante todos estos años y su esfuerzo y amor en Ontinyent, trabajar con él siempre ha sido fácil”, señalaba.

 

En el transcurso del acto, el comisario recordaba que la tasa de criminalidad se encuentra en Ontinyent en mínimos históricos, con 16’99 delitos y faltas por cada 1.000 habitantes, una cifra que mejora ampliamente las medias autonómica (46 por 1.000), estatal (43 por 1.000) y europea (61 por 1.000).

El Gobierno Local, Policía, Sanidad y Servicios Sociales se unen para luchar de manera conjunta contra la violencia machista.

 

El Ayuntamiento de Ontinyent ha creado una mesa intersectorial para coordinar la lucha contra la violencia de género. De esta manera las diferentes instituciones públicas podrán trazar una ruta común para trabajar este objetivo en la localidad. Ayer martes tenía lugar la primera reunión a la que acudieron representantes del Gobierno Local, de los cuerpos de seguridad, Servicios Municipales, Infodona, de la Sanidad Pública o de la administración de Justicia, entre otros.

 

Las administraciones implicadas en la atención integral a las mujeres víctimas de violencia advirtieron de la necesidad urgente de una mayor coordinación de los esfuerzos para garantizar la mejor atención y profesionalidad a la víctima.  Entre los objetivos marcados en esta mesa se encuentra la creación de un espacio de diálogo para establecer una coordinación interinstitucional, optimizar los recursos implicados en la atención y lucha contra la violencia de género, y crear una red online de comunicación entre todas las entidades participantes.

 

Los cuerpos de seguridad aumentarán la vigilancia en el casco urbano y diseminado durante la Semana Grande de las Fiestas de Moros y Cristianos en Ontinyent.

 

Un dispositivo especial reforzará la seguridad de Ontinyent durante la Semana Grande de Fiestas y en las actuaciones musicales incluidas dentro de “Ontinyent en concert”. Así lo han confirmado en una reunión mixta entre los departamentos de Seguridad y Limpieza presidida por el regidor coordinador del área de Territorio, Jaime Peris.

 

En el encuentro, al que también acudían miembros de la Junta de Festeros, la Policía y la Guardia Civil, Peris explicaba que “La Semana Grande supone un incremento en el número de visitantes, lo que comporta la necesidad de una mayor vigilancia, y por ello hemos preparado, como todos los años, este dispositivo”.

 

Esta acción reforzará la seguridad de los espectadores y el tráfico no solo en los espacios donde se produzcan las actividades anteriormente mencionadas, sino que además se incrementará la vigilancia en el resto del núcleo urbano y diseminado para prevenir posibles robos. Cabe recordad que en la última Junta de Seguridad del pasado mes de julio se hizo constancia de la baja tasa de criminalidad de la ciudad, la menor de la última década y la mejor de toda la provincia de Valencia.

 

Jaime Peris también admitía que “son muchos los ciudadanos que piden un refuerzo de la vigilancia en la zona del diseminado; los cuerpos de seguridad ya se encuentran informados y su trabajo no cesará en este período de fiestas”.

 

En el encuentro se repasaron todos los actos que se llevarán a cabo durante la Semana Grande revisando los posibles problemas de seguridad que pueden surgir y encontrando la solución óptima para vecinos y festeros. Además, también se repasó el calendario de limpieza con la novedad de que este año el servicio de limpieza se divide en dos empresas, una para la limpieza vial y otra para la basura.

 

EU e-Privacy Directive

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para un mejor servicio. Al continuar se acepta el uso que hacemos de ellas.

Politica de cookies

View e-Privacy Directive Documents