Mostrando artículos por etiqueta: residuos
Se descontarán más de 5.650 recibos con 15 euros, y otros tantos con 10 euros

 

La comisión de gobierno del Consorcio de Residuos V5 – COR aprobó este miércoles la propuesta de bonificacions sobre la tasa del servicio de transferencia, transporte, valorización y eliminación de residuos y de los ecoparques. Finalmente serán casi 230.000 euros los que se destinarán a premiar las unidades fiscales más responsables medioambientalmente, y que afectarán directamente a 11.330 recibos de los vecinos y vecinas del COR, quedando otros 87.708,33 euros más para repartir entre los ciudadanos y empresas más responsables.

 

Las bonificaciones llegarán a todos los municipios del Consorcio, que tienen reservada una bolsa determinada por el número de habitantes además del dinero destinado a toda la red consorciada. De esta manera habrá un total de 5.665 bonificaciones de quince euros y otra de idéntico número con bonificaciones de diez euros.

 

Además, los ciudadanos inscritos en programas de compostaje doméstico –como ya pasa en localidades como Ayora, Bocairent, la Font de la Figuera o Carrícola-, recibirán una bonificación adicional de 12 euros. Es decir, un ciudadano inscrito en un programa de compostaje doméstico y altamente responsable ambientalmente por el uso de ecoparques podrá beneficiarse de un descuento de hasta 27 euros en la tasa del COR.

 

Estas bonificaciones establecidas tendrán en cuenta todos los residuos vertidos desde el pasado 1 de enero hasta el próximo 30 de abril en los ecoparques fijos y móviles de la red consorciada. Esta será la fecha de corte para este ejercicio, ya que el COR debe librar a la Diputación de València el listado de unidades fiscales a ser bonificadas. Eso supone que a partir del 1 de mayo, las acciones se verán repercutidas de cara a las bonificaciones del año 2019. El plazo para tener bonificaciones en la tasa de 2018 acaba, por tanto, el 30 de abril.

  

 

¿Qué se bonifica y cómo se compatibiliza?

 

Desde Mi Cuenta Ambiental se premiarán especialmente los residuos más peligrosos, como es el caso de las pilas o de las baterías extraíbles domésticas, con las que se obtienen 60 puntos por kilo. Otros residuos peligrosos como aceites de motor, envases fitosanitarios, lámparas, aerosoles, filtros de automoción, trapos contaminantes o productos fotoquímicos tendrán una puntuación de 50 puntos, lo mismo que las pinturas en su envase, aceites de cocina, radiografías, tóneres y cartuchos de tinta o los residuos de campañas solidarias (tapones, ropa usada, juguetes, gafas…). Por el contrario, aquellos residuos que tienen ya estipulada una salida natural con contenedores habilitados como es el caso de plásticos, el papel y el cartón o el vidrio, apenas dan puntuación (0,5 puntos por cada kilo). Los pequeños electrodomésticos y la electrónica (ordenadores, televisores, pantallas led, componentes informáticos…) otorgan 5 puntos, mientras que los grandes electrodomésticos y los aparatos de aire acondicionado, o los neumáticos fuera de uso dejan 2 puntos.

También se bonificarán aquellas actitudes ambientalmente responsables de las diferentes unidades fiscales, es decir tanto de familias como de empresas. Las visitas al ecoparque tienen de salida una puntuación de 45 puntos.

 

“Hemos cumplido con la promesa de establecer un sistema de bonificaciones para las vecinas y los vecinos de nuestro Consorcio, inspirado en la máxima de que quien más recicle pague menos en su recibo”, ha explicado el presidente del Consorcio de Residuos, Roger Cerdà, quien ha añadido que las bonificaciones llegarán a todos los municipios del COR, de forma proporcional. “Queremos que los ciudadanos más responsables sean un ejemplo a seguir y tengan su recompensa”.

 

Cerdà ha recordado que “la red consorciada de ecoparques ya está al 100% de su funcionamiento respecto a los ecoparques móviles y se encuentra al 85% en cuanto a los fijos, siendo el Consorcio que más instalaciones tiene y llegando a los 93 municipios de nuestras cinco comarcas”.

El municipio promueve dos de las 29 acciones previstas en la Comunidad Valenciana

Por tercer año consecutivo, Bocairent toma parte de la Semana europea de la prevención de residuos que celebra la novena edición del 18 al 26 de noviembre. En esta ocasión, la iniciativa internacional cuenta con 13.410 acciones programadas por todo el continente de las que tan solo 29 se llevan a cabo en la Comunidad Valenciana; de estas, dos tienen lugar en la localidad de la Vall d’Albaida bajo el auspicio del Área de Espacios públicos y naturales del consistorio.

La primera propuesta, tuvo lugar este lunes 20 de noviembre, fue la presentación del proyecto de compostaje comunitario que la población va a implantar en breve en el barrio medieval y la urbanización del Pinatell de la mano del Consorcio de residuos V5. El objetivo no es otro que “recuperar lo que hacían nuestros antepasados en las masías de todo el término, es decir, aprovechar las sobras de materias orgánica para generar un adobo de máxima calidad”, según apunta el concejal José M. Beneyto. La sesión contó también con una parte de formación a cargo de Míkel Vela para las personas interesadas en la iniciativa.

Por otra parta, el próximo sábado 25 de noviembre, el consistorio y A.C.I.F. Mariola Verda realizarán una jornada de retirada de suciedad en el parque natural de la sierra de Mariola abierta a todas las personas que quieran participar. En este caso, la finalidad es retirar “tantos desperdicios como podamos para mejorar las condiciones ambientales y paisajísticas de algunos de nuestros parajes más emblemáticos como el nacimiento del rio Vinalopó o el área recreativa de la fuente de Mariola”, como destaca el concejal del Área de Espacios públicos y naturales.

De esta forma, Bocairent adapta ‘perfectamente’ su participación en la iniciativa europea a las líneas trazadas en la novena edición. Así, José M. Beneyto considera que la reducción de basura en origen, la reutilización y la clasificación de los residuos “es lo que perseguimos con la introducción del proyecto de compostaje comunitario”; mientras que la limpieza de entornos naturales “quedará reflejada en la jornada del próximo sábado” corroborando, por tanto, “la sintonía de nuestra acción de gobierno con los parámetros europeos que nos encaminan hacia un nuevo aprovechamiento de los recursos naturales mucho más sostenible y respetuoso”.

El Ayuntamiento ordena el sellado definitivo de la instalación "con toda celeridad"

 

El juzgado de instrucción número 3 de Xàtiva ha abierto diligencias previas por un presunto delito contra los recursos naturales y el medio ambiente por parte del propietario del vertedero de La Teixonera como consecuencia del presunto vertido ilegal de líquidos contaminantes en el barranco del Saladar. Se trata de un vertedero que contaba con licencia para ser sellado y clausurado desde abril de 2012.

 

La denuncia de la Fiscalía de Alzira, dirigida contra el propietario del vertedero, parte de un atestado del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona), quien habría detectado estas prácticas ilegales que podrían constituir un delito medioambiental. Tanto el Ayuntamiento de Xàtiva como la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente y Cambio Climático han sido requeridos por el juzgado para que aporten toda la documentación que obre en su poder, relacionada con los expedientes sobre el proceso de clausura del vertedero.

 

El requerimiento del juzgado llegó al Ayuntamiento el pasado 23 de agosto. La respuesta por parte de la administración local ha sido inmediata, ya que al día siguiente, 24 de agosto, una patrulla de la Policía Local se personó en la instalación con el fin de informar de la situación. Durante la inspección de la zona, los agentes de la Policía Local de Xàtiva pudieron comprobar como dos camiones bañera accedían a la instalación y vertían su carga. Asimismo, los agentes encontraron un camión cisterna que podría haber sido utilizado para el transporte de los líquidos contaminantes, así como restos de vertidos de líquidos en el barranco del Saladar.

 

El 28 de agosto, el intendente principal, Antonio Collado, emitió el pertinente informe. A continuación, el 31 de agosto, el alcalde en funciones en ese momento, Ignacio Reig, ordenó, mediante providencia de alcaldía, que se remitiera al juzgado toda la documentación del expediente de clausura del vertedero, así como un informe jurídico sobre las competencias municipales en la materia, a fin de tomar "con toda celeridad [...] la adopción de las medidas necesarias para que se proceda al sellado definitivo del vertedero de la Teixonera y a la minimización de la producción de lixiviados y gases", tal como figura en la providencia de alcaldía, en respuesta al requerimiento del juzgado que pide la adopción estas medidas cautelares propuestas por la Fiscalía, ante el riesgo medioambiental que suponen estos hechos.

 

En febrero de 2014, el Ayuntamiento remitió un informe del biólogo municipal a la Confederación Hidrográfica del Júcar y la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, entonces encabezada por Isabel Bonig. En el informe, el técnico municipal advertía de que no se estaban llevando a cabo las medidas para el sellado definitivo del vertedero, ni el control sobre los lixiviados.

Se realizará una recogida doble en 134 contenedores para mejorar la eficiencia del servicio y la imagen de las zonas donde se encuentran

 

También se crea un servicio de recogida para la hostelería en días sin servicio ordinario, se amplía la del cartón puerta a puerta y se regula el servicio a grandes superficies

 

El Ayuntamiento de Ontinyent, a través de la concejalía de Sostenibilidad, va a proceder a la ampliación del servicio de recogida de residuos en el diseminado durante todo el año, duplicando la recogida diaria en un total de 134 contenedores del extrarradio.

 

Se trata de una de las principales medidas de la reorganización del servicio de recogida de basura que se realiza a través de la Mancomunidad de Municipios de La Vall d’Albaida, con la cual, explicaba la concejal de Sostenibilidad, Patricia Folgueras, “queremos mejorar y optimizar el servicio, reforzando donde hace más falta y regulando donde es necesario”. A tal efecto, desde el departamento de Medio Ambiente se realizó en 2016 un estudio en profundidad de este servicio, que ha derivado en una serie de modificaciones para su aprobación en ple.

 

Entre estas modificaciones, destaca la referida ampliación en el diseminado, que alargará a todo el año la recogida doble en 134 de los 210 contenedores del diseminado donde hasta ahora se efectuaba recogida doble en los meses de verano. Tras comprobar que el resto del año la cantidad de residuos depositados en estos contenedores sigue siendo elevada, se ha considerado oportuno ampliar el servicio de recogida doble a los meses de octubre a mayo.

 

Patricia Folgueras ha explicado que “los contenedores proporcionan una capacidad de recogida superior a los 10.000kg, pero hemos comprobado que la media de kilos recogidos a diario es de 12.500. Para mejorar la eficiencia del servicio y la imagen de las zonas donde se encuentran los contenedores, hemos comprobado que esta va a ser la mejor opción, porque aumentar los contenedores seria exagerado y además supondría un coste mayor”, manifestaba.

 

Esta mejora, presupuestada en 48.873 euros, se incluye dentro de una ampliación del contrato de recogida de basura por un total de 58.629 euros. Esta modificación incluye también la ampliación de la recogida de residuos orgánicos en establecimientos de restauración (4.453 euros); la recogida de cartón comercial puerta a puerta que pasa a ser dos días a la semana (8.702 euros); el refuerzo de recogida selectiva durante las épocas de Navidad y rebajas (8.587 euros); o la recogida los sábados noche o previo a festivo de 8 contenedores de emergencia de residuos orgánicos dispuestos en el casco urbano (2.227 euros); así como la regularización del servicio específico en las grandes superficies de acuerdo a las necesidades reales, lo que supondrá un ahorro de 16.469 euros.

Más del 70% de sus entradas se producen en las horas matutinas. Martes, miércoles y jueves son los días en que se registran más vertidos

 

Se ha dado a conocer el informe correspondiente a 2016 del ecoparque de Xàtiva,que hasta enero daba servicio a este municipio y a otras diez poblaciones vecinas. En cuanto a las entradas y los vertidos, los responsables aseguran que los datos son prácticamente idénticos a los de 2015.

 

Durante el año pasado se realizaron un total de 14.801 entradas al ecoparque de Xàtiva, que dejaron un total de31.618 vertidos. De ellos, un 75% pertenece a usuarios de sexo masculino, mientras queel 9% registrado corresponde a mujeres. El otro 16% fue llevado a cabo por losservicios municipales. Respecto a la afluencia, el mes de julio fue el que tuvo la mayor parte de las entradas,con 3.730, representando casi el 12% del total anual.

 

De hecho, los siguientes meses(agosto, septiembre y octubre), se mantienen por encima del 10% total. Enero, por elcontrario, fue el mes de menor afluencia, con un registro de 1.644 entradas (un 5% deltotal). Desde diciembre hasta abril, la demanda de usuarios se mantuvo por debajo del8%.

 

De los 31.618 vertidos, 4.603 pertenecen a escombros, seguidos de muy cerca porplástico no valorizable (4.595). A continuación está la madera (4.097), el cartón (3.147),loes metales (2.973) y los muebles (2.347). Sin embargo, el residuo con mayor númerode entradas es el de los electrodomésticos pequeños con 5.318. Entre los menosfrecuentes, destacar los frigoríficos (107), las baterías (142), el aceite comestible (200),los neumáticos (248) o el aceite para autos (290).A pesar de que los tipos de residuos con mayor número de vertidos son los mismos queen 2015, en el 2016 la cifra se ha prácticamente duplicado, como por ejemplo en elvertido de electrodomésticos pequeños, que en 2015 tan solo tuvo 1.821 entradas.

 

Los datos anteriores demuestran que las cifras de los meses de verano casi triplican laafluencia de usuarios respecto al mismo periodo del año anterior (en el mes de julio de2015 hubieron solo 1.095 entradas, o 868 en agosto por las 2.070 del pasado año), unacifra que llega a ser más del doble incluso en los meses de menor afluencia (en enero2.112 respecto a los 623 de 2015), denotando un importante margen general de mejoraen los indicadores de uso del ecoparque de Xàtiva.

El equipo de gobierno de Jorge Rodríguez defendió el interés del municipio en la adhesión.

 

El Pleno del Ayuntamiento de Ontinyent aprobaba el pasado jueves su adhesión al Consorcio de Residuos (COR) y un convenio para la cesión y explotación del ecoparc. Estas propuestas fueron aprobadas únicamente con los votos a favor de los 14 concejales del PSOE y el representante de Ciudadanos.

 

A pesar que el año pasado la Mancomunidad de La Vall d’Albaida firmaba un acuerdo en el que se establecía que el COR encajaría el Plan de Minimización de Residuos en su modelo de gestión, los concejales del Partido Popular, Esquerra Unida y Compromís se oponían a esta adhesión. El pleno también fue testigo de las quejas de la Plataforma del Fem que acudieron para visibilizar su postura.

 

El regidor del área de Territorio, Jaime Peris, explicaba que tras conseguir que se respetara el Plan de Minimización, Ontinyent solo tenía dos opciones “no estar formalmente dentro del COR pero si estar vinculado a sus decisiones o adherirse y participar en la conformación de estas decisiones”.

 

Por su parte, la portavoz del PP, Mercedes Pastor, criticaba el cambio de comportamiento del Partido Socialista “que actuaba de una manera cuando el COR dependía de los populares y ahora que es el propio alcalde de Ontinyent quien cobra los recibos de la basura desde la Diputación cambia de opinión”. Pastor declaraba que “rebautizar el COR como el nuevo COR, es una falsedad y nada ha cambiado”.

 

Ayuntamiento y empresarios hosteleros han pactado una serie de condiciones, que de no cumplirse supondrán la suspensión del servicio.

 

El Ayuntamiento de Ontinyent recogerá de manera gratuita la basura orgánica de los locales de hostelería durante los sábados y vísperas de festivo. Esta medida responde a una petición del sector hostelero y al interés de seguir favoreciendo la recogida selectiva.

 

De esta manera, a partir del 1 de abril la recogida de residuos se retrasará en la noche del viernes al sábado. Además, durante las noches de sábado a domingo y las vísperas de festivo habrá un servicio especial que únicamente recogerá las bolsas cerradas de basura orgánica.

 

La regidora de Sostenibilidad, Patricia Folgueras, explicaba que esta opción se ha debatido con los establecimientos y que el incumplimiento de las normas marcadas comportará la pérdida del servicio.

 

Los hosteleros deberán sacar las bolsas siempre antes de las 2:00 horas, que es cuando dará inicio este servicio. Cada local deberá tener su propio cubo con ruedas e identificado con un distintivo del consistorio. No podrán incluirse entre los residuos: vidrio, papel, plásticos o textil. Además los contenedores deberán retirarse de la vía pública antes de las 8:30 de la mañana siguiente.

 

La capital de La Vall d'Albaida es la ciudad de más de 30.000 habitantes con mayor tasa de reciclaje por habitante en la provincia de Valencia.

 

Ontinyent se posiciona como la cuarta ciudad de la Comunidad Valenciana con una mayor tasa de reciclaje por habitante, solo superada por Dénia, Benidorm y Santa Pola, localidades con un índice de turismo muy alto.

 

Los últimos datos recogidos indican que Ontinyent recicló durante 2016 un total de 52,2 kilos de residuos selectivos por habitante y un 17% del total de residuos urbanos producidos. Estos datos superan la media estatal de 49 kilos por habitante y la autonómica que se sitúa en los 35’9 kilos. Si comparamos los datos con los recogidos durante 2015, la recogida selectiva ha aumentado un 26% en los envases, un 31’6% en el cartón y un 18’5% en el vidrio.

 

Desde el Ayuntamiento de Ontinyent se ha valorado de forma muy positiva estos datos y se ha agradecido “la creciente concienciación ciudadana y la buena acogida a las campañas de fomento del reciclaje que se impulsan desde el consistorio”.

 

La regidora de Sostenibilidad, Patricia Folgueras, incidía en que “el reciclaje es muy necesario porque reduce el daño al medio ambiente, permite ahorrar costes, recursos y energía”.

 

La Mancomunidad mediará para que los todos los municipios de la Vall d'Albaida se adhieran al COR.

 

La Mancomunidad de Municipios de la Vall d’Albaida y el Consorcio de Residuos (COR) firmaban el pasado miércoles un convenio que ponía fin a una década de conflictos y guerras. El presidente del COR, Roger Cerdà y el presidente de la Mancomunidad, Vicent Gomar, coincidían en calificar este hecho como histórico y se mostraban satisfechos de poner fin a un enfrentamiento que según ellos “ya no tenía sentido alguno”.

 

En el acuerdo firmado, el COR se compromete a estudiar y trabajar por un nuevo plan de gestión que sea compatible con el Plan de Minimización de Residuos de la Vall d’Albaida y a acelerar los trámites para crear una planta de residuos propia en esta comarca. Además, el COR incluirá una partida en el presupuesto para el próximo año para compensar a la Mancomunidad por los sobrecostes en el transporte y transferencia de la basura.

 

Por su parte, la Mancomunidad se compromete a mediar con aquellos municipios de la Vall d’Albaida que todavía no forman parte del Consorcio. Al adherirse al COR estos municipios podrán participar en las asambleas y en la elaboración de las ordenanzas, ya que a pesar de no unirse al organismo éste seguirá girando su tasa ya que la legislación que regula la gestión de los residuos no se ha visto alterada.

 

En la firma de este convenio también han estado presentes el alcalde de Ontinyent y presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, y el Secretario Autonómico de Medio Ambiente y Cambio Climático, Julià Àlvaro.

 

Àlvaro incidía en que este consenso “no es la estación de llegada, sino un punto de inicio para desencallar una situación atascada desde hace muchos años de batalla judicial y denuncias entre el COR y la Mancomunidad”. El secretario autonómico también calificaba de ejemplar el Plan de Minimización de la Vall d’Albaida y su objetivo en la reducción de residuos. 

El acuerdo contempla la creación de una planta de valorización y eliminación de residuos.

El Consorcio de Residuos (COR) y la Mancomunidad de Municipios de La Vall d’Albaida han llegado a un acuerdo por la gestión integrada de los residuos de la comarca. En el acuerdo se incluye el cumplimiento del Plan de Minimización de Residuos de la comarca después de más de una década de conflictos.

 

Desde el Gobierno de Ontinyent declaraban que desde la prudencia piensan que este acuerdo “pone todas las bases para cerrar el conflicto de la basura y conseguir una mejor gestión de los residuos”.

 

Por ello, el COR tendrá que explotar todas las posibilidades técnicas, económicas y legales para ejecutar un modelo de gestión de residuos con especial sensibilidad hacía la comarca y respetando los principios que marca el Plan de Minimización de Recursos. El COR colaborará con la Mancomunidad para acelerar el proceso en la creación de una planta de valorización y eliminación de residuos, tal y como contempla el plan. Todo parece indicar que será instalada en la población de Bufali, la única localidad que ha pedido de forma oficial acoger esta instalación.

EU e-Privacy Directive

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para un mejor servicio. Al continuar se acepta el uso que hacemos de ellas.

Politica de cookies

View e-Privacy Directive Documents