Mostrando artículos por etiqueta: ontinyent
Cada comparsa contará con un contenedor para separar selectivamente el vidrio durante la "Semana Grande"

 

El Ayuntamiento de Ontinyent, la Sociedad de Festeros y Ecovidrio, la entidad sin ánimo de lucro encargada de la gestión del reciclado de vidrio en España, impulsan, un año más, "La reconquista del cristal", la campaña para la promoción del reciclado de envases durante las fiestas de Moros y Cristianos. La iniciativa, que se desarrollará entre el 24 y el 27 de agosto, tiene como objetivo concienciar a la ciudadanía de Ontinyent y especialmente a las comparsas festeras sobre la importancia de separar selectivamente el vidrio durante el transcurso de la "Semana Grande".

 

A tal efecto, se instalarán contenedores personalizados con la imagen de la campaña en los alrededores de las comparsas, lo que en la pasada edición de la campaña sirvió para recoger más de 6.000 kgs de vidrio. Además, la campaña incluirá la visita de varios "educadores" que informarán a los festeros sobre el proceso del reciclado de vidrio y los entregaron obsequios como abridores, bolsas, chapas, etc. Por otra parte, para facilitar la labor del reciclado, una ecopatrulla colaborará con la retirada del vidrio de los contenedores que vayan llenándose en las comparsas.

 

La concejala de Sostenibilidad, Patricia Folgueras, explicaba que las fiestas de Moros y Cristianos son unos días en los que se producen una mayor cantidad de residuos y "para ello debemos tomar conciencia sobre los deshechos que originamos, para facilitarlo ponemos a la disposición de los festeros y festeras esta infraestructura para potenciar el reciclaje de vidrio". Folgueras animaba a toda la ciudadanía a participar y demostrar que la fiesta morocristiana no está reñida con la sostenibilidad.

 

Para promover aún más el reciclado durante las fiestas, Ecovidrio vuelve a poner en marcha un concurso en el que varios municipios de la Comunidad Valenciana competirán para ver quién de ellos recicla una mayor cantidad de vidrio. Este año se cuenta con la novedad del establecimiento de categorías en función de los festeros y festeras con que cuenta cada localidad, compitiendo Ontinyent en la categoría "darbukas", de municipios entre 951 y 2.300 festeros. La población que más kilos de vidrio por festero recicle, dentro de su categoría, recibirá una ayuda económica por valor de 1.500 euros para la organización de las fiestas de 2019.

 

Además, este año, las comparsas del municipio implicadas activamente con "La Reconquista del Vidrio" entran en el sorteo de un miniglú más un lote de productos de la tierra valorado en 100 euros, con los que Ecovidrio quiere premiar el esfuerzo que realizan para conseguir unas fiestas más sostenibles y respetuosas con el medio ambiente. Cabe recordar que durante 2017 cada ciudadano de Ontinyent recicló una media de 21,44 kg de vidrio, superando la media de la provincia de Valencia que se sitúa en 14,5kg.

El nuevo punto en el parking del Regall añade a los del polígono de El Altet, la Avenida del Textil y el parking de Paduana

 

El Ayuntamiento de Ontinyent instalará este año un cuarto punto público de recarga eléctrica en la ciudad, concretamente en el parking del Regall, junto a la Plaza Mayor. Lo hará con ayuda del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE), entidad dependiente de la Generalitat Valenciana, que ha aprobado una subvención de 11.676 de los 14.599 euros que cuesta la dotación de esta nueva infraestructura, a través del Programa de Ahorro y Eficiencia Energética en el Transporte.

 

La concejala de Sostenibilidad, Patricia Folgueras, explicaba que "dentro de la apuesta del Gobierno de Ontinyent por la movilidad sostenible solicitamos esta subvención que nos ha sido otorgada, y que nos permitirá contar con este cuarto punto de recarga en el parking del Regall, que se añade a los del polígono de el Altet, la Avenida del Textil y el parking de Paduana". El nuevo punto será del tipo 2 de recarga al aire libre, con 2 conectores Mennekes y una potencia máxima de 22kw, pudiendo dar servicio a dos vehículos en simultáneo con un tiempo de recarga de 33 minutos para cada 100 kilómetros. Según la memoria Técnica del programa de ahorro y eficiencia energética, la media estimada de kilómetros recargados que se prevé es de 321.200 al año, lo que supone evitar la emisión de 51 toneladas de CO2 anualmente a la atmósfera.

 

Folgueras incidía en que la apuesta por la Sostenibilidad que se hace en Ontinyent "son muchas las acciones que venimos llevando a cabo, como la exigencia de contar con coches eléctricos a la hora de renovar las diferentes contratos de servicios con las empresas , o la adquisición de vehículos híbridos para la Policía Local, hasta contar con una flota de vehículos municipales de 5 vehículos eléctricos, 3 coches híbridos y 3 bicicletas eléctricas que suponen un importante ahorro en consumo de combustible y de emisiones a la atmósfera", explicaba.

 

La concejala recordaba también que el Ayuntamiento bonifica hasta el 75% del impuesto de tracción mecánica a los vehículos híbridos y eléctricos, pero incidía en que el trabajo por la movilidad sostenible que estamos haciendo "tiene su máximo exponente en el Plan de Movilidad Urbana sostenible que hemos elaborado y con cuya aplicación se estima que podremos ahorrar anualmente la emisión de más de 3.000 toneladas de CO2 a la atmósfera ", señalaba. Patricia Folgueras animaba al conjunto de la ciudadanía "a sumarse a esta apuesta por la sostenibilidad, utilizando medios de transporte o formas de desplazarse que evitan contaminar el aire que respiramos todas y todos", manifestaba.

Los municipios de la red optarán conjuntamente a las ayudas de la Agencia Valenciana de Innovación para la mejora del modelo productivo

 

Ontinyent va a participar de un proyecto de la Red Valenciana de Ciudades por la Innovación para impulsar la compra pública innovadora. En concreto, los municipios de la red, de la que forma parte la ciudad, se presentará conjuntamente a la convocatoria de ayudas publicadas por la Agencia Valenciana de Innovación (AVI) en el programa "Impulso a la Compra Pública Innovadora (CPI )", que tiene como objetivo dar impulso a actividades dirigidas a la realización de compras públicas innovadoras y sus procedimientos.

 

El acuerdo para la puesta en marcha del proyecto que se produjo en una reciente reunión celebrada en Villena contó con la presencia de Pablo Úbeda, concejal coordinador de Política Económica del Ayuntamiento, quien destacaba que "queremos aplicar la perspectiva innovadora a todos los ámbitos, e iniciativas como ésta nos pueden ayudar a dar nuevos pasos hacia la ciudad cada vez más eficiente que queremos que sea Ontinyent", señalaba.

 

El proyecto se llevará a cabo durante el último trimestre de este año, e incluirá la identificación de retos comunes a los municipios de la red para la dinamización de la Compra Pública Innovadora.

La intervención está siendo financiada al 50% entre el consistorio y los propietarios

 

El Ayuntamiento de Ontinyent está llevando a cabo estos días la adecuación del pavimento y del trazado del Ramal 5 del Camino Viejo de Alfafara. Este camino es de titularidad municipal y, tal como se ha hecho también recientemente en el Camino de la Fuente del Plan, la intervención ha sido financiada al 50% entre el consistorio y los propietarios. Los concejales de Territorio, Jaime Peris, y Servicios Municipales, Manuel Cuesta, visitaban las obras y explicaban que "poco a poco estamos actuando en muchos caminos del municipio con el objetivo de mejorar la comodidad y seguridad de todas las vecinas y vecinos que transitan por estos diariamente".

Más de 1000 jóvenes participan en las actividades organizadas por el grupo Scout Mafeking y los movimientos juveniles de San Carlos, San José, San Rafael y Santa María

 

Coincidiendo con la celebración de la Semana Internacional de la Juventud, el concejales de Educación, Óscar Borrell, ha visitado el grupo Scout Mafeking 167 de Ontinyent el campamento Rio Grande de Quesa. Borrell explicaba que "el Gobierno de Ontinyent nos importa mucho la juventud, y por ello, además de las acciones que impulsamos desde el consistorio, queremos mostrar nuestro apoyo al trabajo que realizan entidades como los centros juveniles y asociaciones de educación no formal de Ontinyent, que ofrecen con estas actividades una forma de aprendizaje diferente y saludable ", manifestaba.

 

El concejal recordaba que las asociaciones de educación no formal están presentes en el Consejo Educativo de la ciudad, "porque la educación no formal es básica en la formación de los niños y niñas en el ámbito extraescolar, para aprender valores a través de la convivencia diaria, tales como la amistad o el compañerismo ", señalaba.

 

Los 5 centros juveniles de Ontinyent mueven en este mes de agosto a más de 1000 niños y niñas acompañados por alrededor de 200 monitores. Además del campamento en Quesa los Scouts Mafeking, estos días los juniors de San José se encuentran Montes de Tayuelas (Cuenca) repartidos en dos turnos; los Juniors de San Rafael estuvieron la semana pasada en la Ermita de Alcoy; el movimiento juvenil de Santa María han viajado al campamento "Santa María de las Aguas Blancas" de la localidad castellonense de Viver; y los Juniors de San Carlos están en el albergue "El Baradello de Moya" del parque de la Sierra de Mariola de Alcoy.

 

Borrell destacaba la importancia de estas entidades para el ocio de los jóvenes ontinyentins a lo largo del año, "ya que forman y educan a nuestros jóvenes paralelamente a los centros de educación formal, no sólo en el mes de agosto, sino a lo largo de todo el año". El concejal tenía palabras de agradecimiento "para los monitores y monitoras que nos han abierto de par en par las puertas para la visita al campamento, y que hacen una gran labor, con el inestimable apoyo de algunos padres, madres y familiares , para que los niños y niñas puedan disfrutar de la naturaleza con los amigos y amigas sin ningún tipo de problema". Borrell ha seguido así con las visitas a los movimientos juveniles ontinyentins que están trabajando en la educación no formal: 2016 visitaban los Juniors de San Carlos y en 2.017 visitaron a los jóvenes del Movimiento Juvenil de la parroquia de Santa Maria a su campamento de verano.

La bibliopiscina ha ampliado la oferta de actividades y se cuenta por primera vez con un servicio de custodia de bicicletas para las personas usuarias

 

El Polideportivo Municipal de Ontinyent ha aumentado estos días los servicios complementarios a la piscina de verano. La principal novedad es la prestación de un servicio de custodia de bicicletas para las personas usuarias, que se pone en marcha con la participación de tres de los jóvenes beneficiarios del programa EMPUJU cofinanciado en Ontinyent por la Generalitat Valenciana y el Ayuntamiento de Ontinyent . El concejal de Deportes, Óscar Borrell, explicaba que este servicio "era una demanda que nos habían hecho a la concejalía por parte de los usuarios y usuarias, y con él tratamos de dar nuevas ventajas para el uso de la piscina, además de contribuir al fomento de la bicicleta como medio de transporte saludable y que favorece una movilidad sostenible", manifestaba.

 

Además está volviendo a prestarse desde el mes de julio y hasta el 10 de agosto una nueva edición de la "Bibliopiscina", a fin de promover la lectura, y que permitirá elegir entre 400 libros de diferentes temáticas para leer en el recinto durante los meses de verano. La iniciativa ha sido puesta en marcha por el Ayuntamiento, contando con la participación de los jóvenes del programa La Dipu te Beca de la Diputación de Valencia. La Bibliopiscina está ofreciendo este año más actividades, talleres y animación de manera complementaria al servicio de préstamo que permite acceder a alrededor de 400 libros, y durante esta semana también se está sumando a la iniciativa "Leemos Paisatges-Viatjallibre.com" impulsada por la Generalitat para difundir las obras de doce autores valencianos actuales que ayudan a descubrir el paisaje valenciano mediante la literatura.

 

Una vez se cierre la Bibliopiscina, "Leemos Paisajes" difundirá la iniciativa en el Palacio de La Vila, junto a la sede de la oficina de Turismo.

La ciudad recogió el año pasado más de 50kg por habitante de envases ligeros, papel cartón y vidrio

 

Ontinyent se sitúa por segundo año consecutivo como la ciudad de más de 30.000 habitantes de toda la provincia de Valencia en reciclaje por habitante, según los últimos informes publicados por Ecoembes y Ecovidrio correspondiente al año 2017. Además, de entre todas las localidades mayores de 30.000 habitantes de la Comunidad Valenciana, la capital de la Vall d'Albaida sólo es superada por tres ciudades alicantinas: Benidorm, Denia y Santa Pola, ciudades costeras que durante los meses de verano ven aumentado exponencialmente el consumo de envases y vidrio, así como su reciclaje.

 

Los datos correspondientes al año 2017, muestran que Ontinyent recicla 50,65kg englobando envases ligeros, papel cartón y vidrio. Unos datos que sitúan a la capital de La Vall d'Albaida por encima de la media estatal que se situó en 47,66kg / hab / año, pero también por encima de la autonómica en 38,8kg / hab / año, según los datos divulgados por Ecoembes y Ecovidrio.

 

Estas cifras muestran, según ha manifestado la concejala de Sostenibilidad, Patricia Folgueras, "la concienciación ciudadana respecto al reciclaje" y añadía que este primer lugar "es una gran satisfacción" porque muestra "la sensibilidad de los ontinyentins y ontinyentinas hacia el medio ambiente, y también la buena respuesta a las campañas que impulsamos desde el Ayuntamiento para potenciar el reciclaje". Folgueras recalcaba la importancia de seguir en esta línea "donde continuaremos dedicando nuestros esfuerzos haciendo hincapié principalmente en la reducción de residuos equivocados en los contenedores de reciclaje para que con un buen reciclaje ahorramos recursos naturales y energía y esto incide directamente en una mejor calidad de vida para la ciudadanía", concluía.

Se contratan las obras con un presupuesto de adecuación de 48.380,64 euros y se actuará sobre una superficie de 500m2

 

El Ayuntamiento de Ontinyent contrata las obras para crear una nueva zona verde de 500 m2 en el Campus Universitario de Ontinyent. Estos trabajos que cuentan con un presupuesto de 48.380,64 euros, tienen un plan de ejecución de dos meses desde su inicio, y consistirán en adecuar el solar resultante del derribo de los dos edificios adyacentes al Campus Universitario de Ontinyent correspondientes a las casas 26 y 28 de la avenida Torrefiel.

 

Según ha afirmado el concejal coordinador del área de Territorio, Jaime Peris, con la compra de esas dos viviendas "queríamos anticiparnos a una necesidad futura adquiriéndose las para ceder o convenir el uso de los solares con la Universidad de Valencia". Mientras tanto, el consistorio ha decidido adecuar este espacio para que los estudiantes puedan hacer uso, explica Peris.

 

La zona al aire libre del Campus actualmente tiene un acabado con viga de hormigón y está previsto que con esta ampliación tenga un acabado de tierra morterenca y Alambor (agujero que se hace en el entorno de árboles y plantas para que retengan el agua de riego o lluvia) que permitan desarrollar posteriormente una zona ajardinada. Asimismo, se derribará el muro que divide las dos parcelas. Además, está previsto incluir una rampa y una escalera para tratar de corregir el desnivel que hay entre las dos zonas visto que el solar se encuentra a nivel de la avenida Cuenta Torrefiel, mientras que la zona del campus se encuentra a una altura superior.

 

A estas obras se han de sumar las tareas de restauración de la fachada del edificio Luis Vives que están haciéndose desde diciembre de 2017 por valor de 685.000 euros. Estos trabajos de recuperación se prevé que estén finalizados antes de que comience el curso 2018/2019.

Jorge Rodríguez aseguró que están convencidos de que se conseguirá "el otorgamiento de la máxima protección a uno de los elementos principales de nuestro patrimonio cultural inmaterial"

 

La Dirección General de Cultura y Patrimonio de la Generalitat Valenciana inicia el expediente para declarar Bien de Interés Cultural Inmaterial (BIC) los actos de las Embajadas de Moros y Cristianos y la Bajada del Cristo de Ontinyent, según publica hoy el Diario Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV).

 

El alcalde de la ciudad, Jorge Rodríguez, al conocer el inicio de la tramitación del expediente ha mostrado su alegría y señaló que "estamos convencidos conducirá el otorgamiento de la máxima protección a uno de los elementos principales de nuestro patrimonio cultural inmaterial ". Ha mostrado, además, su agradecimiento "a todas las personas e instituciones que han participado de una u otra forma y en particular a la Sociedad de Festeros".

 

Las Fiestas de Moros y Cristianos de la Comunidad Valenciana ya fueron declaradas Bien de Relevancia Local en el año 2015. Sin embargo, las Embajadas y la Bajada del Cristo son dos actos que el Ayuntamiento de Ontinyent y la Sociedad de Festeros, que ya solicitó este reconocimiento en 2011, consideraron que presentaban unas características singulares que requerían una mayor protección patrimonial y por ello enviaron una petición formal el pasado marzo.
El Presidente de la Sociedad de Festeros, José Rafael Sanchis, ha explicado que la solicitud se hizo "para garantizar y proteger en un futuro la esencia de las Fiestas".

 

Además, Sanchis ha mostrado su satisfacción por el inicio del expediente al considerar que estos dos actos "identifican plenamente en Ontinyent. Por un lado la Bajada del Cristo representa el sentimiento religioso del pueblo y la Embajada, nuestro pasado histórico ".

 

En el caso de las Embajadas, su comienzo data de 1860 de acuerdo con la antigüedad del texto de las embajadas escritas por famoso literato Joaquín J. Cervino y no ha modificado la esencia del acto desde su inicio. En cuanto a la Bajada del Cristo de la Agonía, su comienzo data del mismo año y no ha modificado su itinerario desde ese año y es, además, "heredero directo de las salvas de honor que disparaban las milicias efectivas de la época foral. Una celebración con más antigüedad que las mismas fiestas moro-cristianas y que continúa celebrándose prácticamente igual que hace 150 años ", según consta en el expediente.

 

El consistorio, al tiempo que espera la declaración BIC de estos dos actos, continúa trabajando con la Sociedad de Festeros para lograr la consecución de la declaración de los Moros y Cristianos como Interés Turístico Internacional.

Patricia Folgueras destaca la importancia del "valor disuasorio" de esta campaña que este año ha aumentado de 25 a 40 los participantes en el voluntariado

 

El programa de vigilancia preventiva "Ontinyent contra el fuego" suma ya 6.229 kilómetros en su primer mes y medio de vigilancia después de iniciar su quinta edición el pasado 15 de junio. Durante los primeros 45 días de campaña se han llevado a cabo 1.336 horas de vigilancia entre los 40 voluntarios que hay en activo. A este grupo, asimismo, se debe añadir el grupo de ciclistas de unas 10 personas que salen todos los viernes para realizar tareas de observación.

 

La concejala de Sostenibilidad y Medio Ambiente, Patricia Folgueras, ha agradecido el trabajo diario que hacen "estas personas durante su tiempo libre". Un grupo que este año supera sensiblemente a los 25 voluntarios del año pasado y que muestran "la buena acogida del programa entre una ciudadanía cada vez más comprometida en la naturaleza". Folgueras ha aprovechado la ocasión para recalcar el importante "valor disuasorio" que el voluntariado forestal hace y que va más allá de controlar las sierras para evitar incendios como los que en 1994 y 2010 sufrió la ciudad y que aún están en la memoria los ontinyentins. Los participantes, por su parte, también ponían de relieve el interés didáctico que les está suponiendo participar en la actividad, ya que adquieren conocimientos sobre el término y su historia.

 

Durante la campaña de este año, los voluntarios disponen de dos vehículos municipales dotados con equipamientos básico de vigilancia para que puedan hacerse las tareas correspondientes durante este periodo con una mayor eficiencia y eficacia. "Ontinyent contra el Fuego" tiene una duración de 90 días y se lleva a cabo dentro de los meses de verano por tratarse del período de mayor riesgo de incendio, pudiendo alargarse su duración si las condiciones climatológicas lo requiriesen.

EU e-Privacy Directive

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para un mejor servicio. Al continuar se acepta el uso que hacemos de ellas.

Politica de cookies

View e-Privacy Directive Documents